#MamáPráctica: Mi primer trimestre de embarazo

El embarazo sea planificado o sorpresivo implica cambios en la rutina y en especial en tu cuerpo, las expectativas, las nuevas responsabilidades por asumir pueden generar ansiedad.

Si ya te encuentras en esta etapa o por el contrario estás planificando quedar en estado, aquí te doy cinco puntos básicos de ataque para que organices un plan de acción para el primer trimestre de tu embarazo.

  • Inicia el proceso de recibimiento, de bienvenida de tu estado: el bebé ya está en tu vientre, pero esa etapa de adaptación donde se inician los síntomas, y adquieres la conciencia de lo que vives debes asumirla. Para ello toma cada día un momento de conexión contigo misma y ahora con tu bebé en plena formación, desde ya es importante que crees ese vínculo que no se romperá nunca más. Relájate, medita, escucha música y deja fluir tus emociones.
  • Prepara tus movimientos: pasando a la parte práctica, piensa cómo dar la noticia, en qué momento, tu primera cita, cuando vas a tomarte el descanso prenatal, quién será tu ginecobstetra, cuánto cubre tu seguro médico, mientras antes tengas claro estos detalles, antes te librarás de una carga en el camino.
  • Vigila lo que consumes: la nutrición pasa a ser un punto muy importante para el resto de tu vida, ya no sólo tendrá consecuencias en tu cuerpo sino que de eso que comes también se alimenta tu bebé. Intenta plegarte a lo natural, aumenta el consumo de vegetales, frutas, carnes magras, frutos secos de forma tal que ingieras todas las vitaminas y nutrientes que necesitas. Come cinco veces al día en porciones pequeñas para que te ayude con las náuseas y los mareos y bebe mucha agua.
  • Evita las actividades de alto riesgo: en este punto me refiero a cosas de alto impacto como: montar caballo, lanzarte en paracaídas, practicar surfing y a cosas quizás más cotidianas como: el uso de pesticidas y químicos fuertes, fumar o ingerir bebidas alcohólicas, e incluso un elevado consumo de cafeína. Comunícale a tu médico tu rutina y gustos y evalúa cuáles pueden ser de riesgo en tu embarazo.
  • Aprende a escuchar tu cuerpo: en este primer trimestre necesitaras más descanso, intenta dormir bien, hacer alguna siesta a lo largo del día, manténte atenta a lo que te causa náuseas, estreñimiento, o desagrado, así como a algún dolor que sientas que no es regular. Observa tus cambios emocionales, que serán muchos, e intenta sobrellevarlos.


Deja tus comentarios aquí: