Manualidades navideñas para los más pequeños

En mi post pasado escribí sobre aquellas actividades que podemos hacer para distraer a los niños cuando viajar o salir de casa durante las vacaciones no es una posibilidad. Y aunque todas son opciones válidas, es buena idea tener a mano una lista de manualidades navideñas económicas y fáciles de hacer.

Las ganancias serán múltiples: nuestros hijos estarán distraídos por un buen rato, su creatividad y motricidad fina se verán estimuladas, aprenderán sobre la importancia de reciclar mediante el uso de materiales de desecho y todos nos contagiaremos del espíritu navideño.

Virginia Franchini, Licenciada en Educación Preescolar y directora de los talleres de aprendizaje creativo Tic Tac Kids, comparte algunas manualidades para ponernos literalmente “manos a la obra”. Valga recordar que lo importante es divertirse, así que que relajémonos y dejemos que el niño se tome sus licencias creativas.

  • Un trineo muy especial: mojar un pie y la mano de tu pequeño en pintura verde y marrón respectivamente. En una hoja carta plasmar la huella del pie y más abajo en orden descendente tres o cuatro huellas de las manos. Completar los dibujos con marcador. El resultado será un trineo muy original.
  • Muñecos de cartón: buscar tres tubos de rollos de papel toilet y pintarlos de rojo, blanco y marrón, decorar con cartulina de construcción, papel de regalo, cintas, pintura o cualquier otro material de desecho y crear versiones cilíndricas de Santa, un reno y un muñeco de nieve.
  • Arbolito de papel: pídele a tu pequeño que dibuje un arbolito de Navidad y transfiérelo tú a tamaño grande sobre una hoja de papel bond, Kraft o cartulina, recórtalo y píntenlo entre todos. Si quieres que se sienta feliz y orgulloso colócalo en alguna pared de la casa, incluso en sustitución del tradicional.
  • Adornos comestibles: buscar varios limpiapipas, darles la forma que se quiera (círculo si es una corona o bastón) y empezar a ensartarles cereal tipo Froot Loops.
  • snowmanDos muñecos originales: pegar dos platos de cartón blanco (al reverso) sobre una lámina de papel bond o cartulina. Con cartulina de construcción naranja hazle la nariz en forma de zanahoria. Usa botones negros o granos como los ojos y utiliza un retazo de tela para hacer una bufanda. Otra opción para un muñeco de nieve poco tradicional es buscar un CD viejo, pintarlo de blanco y decorarlo con materiales de desecho.
  • Un árbol abstracto: recorta los cuadritos de un cartón de huevo, píntalos de verde y colócalos uno encima del otro haciendo una torre que parezca un pino de Navidad.
  • Para guindar: qué mejor que decorar el árbol con las obras de arte de tus niños. No tiene que ser nada complicado. Basta con dibujar figuras geométricas en una hoja carta, recortarlas, pintarla, abrirles un hueco y pasarles una cinta para poder colgarlas de las ramas del arbolito.

Para estas y otras ideas que facilitarán tu vida como mamá (o papá) sigue en Twitter, los viernes a las 6:30 pm, el hashtag #TandaCreativa.

 



Deja tus comentarios aquí: