Más allá de enero

Más allá de enero

Hemos arrancado este 2022 tras un año que fue tan difícil como su antecesor. Con dos años de experiencia a cuestas, es momento de adoptar un enfoque distinto para alcanzar nuestras metas.

Independientemente de que sientas o no la necesidad de cambiar —lo cual es muy válido también, según las circunstancias de cada uno—, lo verdaderamente importante es bajarle a nuestra velocidad, y pensar buscando siempre cambios que sean pequeños pero inteligentes y saludables, para que puedan sostenerse durante las siguientes semanas por venir.

Porque lo que verdaderamente pesa cuando se trata de hábitos, es que sean diminutos pero repetitivos, para que puedan reforzar nuestro nuevo estilo de vida y nos mantenga motivados durante el resto del año.

¿Pero cómo podemos darle esa vuelta la tortilla sin sentirnos ahogados? Quiero compartirte algunas breves pero sustanciosas ideas, que pueden ayudarte a redefinir tu mentalidad durante este 2022.

  • Para empezar, deja de pensar en resoluciones. ¿Por qué? Porque cuando la utilizamos, solemos hacer referencia a deficiencias o problemas que tenemos, como que si fuésemos una máquina que no funciona bien. 

Es verdad que todos tenemos áreas en las que mejorar en nuestras vidas, pero eso no significa que seamos un desparpajo de imperfecciones.

  • Ten una visión que abarque más allá del primer trimestre del año. Los buenos hábitos no deberían tener fecha de caducidad. Siendo sinceros, la gran mayoría de las personas que intentaron adaptar nuevos hábitos con el Año Nuevo, han abandonado todo intento de continuar en febrero.

Esto se debe a que intentaron hacer todo de un solo golpe, y terminan tan ofuscados que desisten de su idea, sin contar con que muchas veces hasta desconocen cuándo una rutina no es saludable.

  • Proponte metas y cambios de comportamiento para ti, y no por complacer a tus amigos, familiares o porque la sociedad lo dice. Las cosas, cuando son forzadas, no suelen terminar bien.

Por ejemplo, si estás intentando tomar una rutina diaria de sueño, siempre será mejor que comiences en un horario que se adapte a ti, y no por lo que hace algún ser querido. Hay quienes van a dormir a las 8.00 pm, otros a las 10.00pm y cumplen con 7 u 8 horas diarias. 

¿Qué te pide tu cuerpo? Ten en cuenta que la motivación interior puede ser mucho más poderosa que las razones externas. 

No esperes un año más para lograr lo que sueñas, porque cada día representa una oportunidad nueva para ejecutar un cambio real en tu vida… Y no, no tiene nada que ver con el mes de enero.

Foto creado por lookstudio – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: