Más bebidas para la lonchera segura

Más bebidas para la lonchera segura

Luego de escribir el primer post de Bebidas para la Lonchera Segura, me di cuenta que este tema es extenso, pues las opciones «sencillas» suelen ser las menos indicadas.

Hoy quiero compartir con ustedes una alternativa realmente saludable y fácil de preparar, se trata de las aguas saborizadas. Pero atención, no me estoy refiriendo a las que se consiguen en el super. Esas no las recomiendo en lo absoluto, pues tienen una carga de sodio altísima que puede descompensar a cualquiera. En este comentario incluyo las bebidas isotónicas, que recientemente se han puesto de «moda» en la lonchera… esas bebidas están desarrolladas para recuperar los electrolitos después de una jornada de ejercicio, así que si tu pequeño no está haciendo ejercicios, es preferible optar por otras alternativas.

Las aguas saborizadas a las que me refiero en esta publicación son aquellas hechas en casa, es decir aguas saborizadas «naturales». Si lo que te desagrada al tomar agua es la falta de sabor, estas serán tu mejor alternativa y ya verás como dentro de poco tu gusto por el agua cambiará por completo.

Las opciones son infinitas y dependerá únicamente de tus gustos y los gustos de los pequeños de la casa.

  • Cítricos: aquí tienes dos opciones, cortar rodajas de tus frutas favoritas como naranja, mandarina, limón, fresas, entre otros y colócalas en una jarra de agua. Déjalas toda la noche y en la mañana tendrás agua saborizada a tu gusto. Puedes hacer las combinaciones que prefieras y lo mejor de todo es que puedes hacer «refill» hasta 3 veces y la fruta seguirá brindando todo su sabor. Otra alternativa, es agregar una pequeña de jugo de fruta al agua, cuanto más agregues más intenso será el sabor.
  • Hierbas: la menta, el lemongrass, el perejil y la albahaca son ideales para añadir aroma y un toque de color al agua. Para prepararlas, es importante machacar las hierbas previamente en un mortero para que liberen su sabor.
  • Jengibre: si te gustan las especias, el jengibre, por su sabor picante, es una gran manera de añadir cierta «chispa» al agua. Corta unas rodajas de Jengibre y colócalas en una jarra con agua. Déjala enfriar en la nevera toda la noche y en la mañana tendrás una deliciosa bebida.

Otras frutas como las manzanas son excelentes para hacer aguas saborizadas, es posible que se tornen ligeramente oscuras pero si le colocas unas gotas de limón resuelves el problema. En todo caso, ten en cuenta que lo que tomarás es el agua, así que la fruta no estará a la vista.

Otras ideas interesantes que pueden aplicar en casa, es congelar jugo de fruta, o rodajas de fruta en las hieleras. Al momento de presentar el agua, agrégale dos o tres cubitos de hielo «saborizado» y verás como cambia todo. Tus invitados lo agradecerán.

Espero que disfruten creando sus propias aguas saborizadas y compartan sus recetas con nosotros. Hasta la próxima.



Deja tus comentarios aquí: