Más conceptos musicales para no-músicos: La Orquesta

Hace poco tiempo escribimos de la música y nos quedamos con el concepto de que la música es un conjunto de tonos y silencios, organizados y agradables al oído. Hoy quiero contarles de los intérpretes de la música y utilizo el término más amplio posible: la orquesta, que como vamos a ver más adelante puede estar compuesta desde un único individuo, un solista, hasta de unos 100 personas en lo que llamamos Orquesta Sinfónica.

El término orquesta proviene del griego ὀρχήστρα, que denota un área semicircular frente al escenario, que había en los teatros griegos donde se colocaba el coro. Así pues, ya desde aquellos lejanos tiempos teníamos a un grupo de individuos que tocaban música de una forma más o menos organizada. Los primeros instrumentos eran simples: primero la voz humana: el coro; luego los de percusión: tambores grandes y pequeños; los de tañer: arpas y liras y por último los de viento: flautas y trompetas.

C+B-Music-Fig25-AssyrianOrchestra

Además de las obras de teatro, los músicos acompañaban las fiestas, los funerales y las procesiones, tal como se ve en el pequeño retablo de Asiria del siglo VII antes de Cristo, en el que se ven claramente arpistas, tamborileros y flautistas.

Desde esos lejanos tiempos y hasta finales de la edad media hubo muy poca evolución de la música y las orquestas. Quizás lo más notable fue la aparición de un tipo de música, que se conserva como parte de la liturgia religiosa, los famosos Coros Gregorianos.

En esos lejanos tiempo, acoplar los diferentes instrumentos era muy difícil pues no se podían afinar bien para que pudieran sonar juntos, por lo que usualmente se usaban pocos músicos. Al irse refinando los instrumentos, se empezaron a armar grupos musicales, que generalmente estaban al mando del compositor y director, todo en la misma persona. Este escribía la música sabiendo lo que tenía a disposición, que ha veces era todos los músicos de la ciudad, puestos a su orden por el príncipe. El mejor ejemplo de esto era Bach (1685-1750), que sentaba el lunes con una hoja de papel en blanco y comenzaba a escribir, para el viernes tenía toda una misa, con coro, órgano y múltiples otros instrumentos, que se sentaban con él a practicar el sábado y el domingo se presentaban listos y preparados en la misa.

Los componentes de la orquesta dependía de la “oferta” de músicos del pueblo, eran tan variadas que por ejemplo, Claudio Monteverdi (1567-1643), en la primera página de su famosa obra Orfeo, tiene que hacer una lista de los instrumentos que se necesitan en la orquesta para tocarla. 

Para la segunda mitad del siglo XVII se estabilizó la denominada orquesta clásica, siguiendo las directrices de la orquesta de la ciudad de Mannheim, que a su vez impuso la figura del director de orquesta tal como hoy lo concebimos. Estaba formada por dieciséis violines, cuatro violas, dos violoncelos, dos contrabajos, tres flautas, tres oboes, dos clarinetes, cuatro fagotes y cinco cornos, con el agregado de trompetas tambores cuando era necesario.

Posteriormente llegaron los compositores que vivían de su público, que no dependían de un mecenas y armaban grandes orquestas de acuerdo a sus necesidades. El gran representante de esta época es Beethoven (1770-1827).

Viola_Profonda_comparisonY finalmente la orquesta sinfónica contemporánea, tiene más de 100 músicos, en los que vemos en primera fila y a la izquierda del director a 16 primeros violines, que a su vez se ordenan por jerarquía, siendo el primer violín el que está más cerca del director y que muchas veces es saludado por éste en representación de toda la orquesta. Detrás de los primeros violines están los segundos violines. Estos no son peores que los otros, lo que pasa es que con el fin de cubrir más armónicas se afinan unos violines como “primeros” y otros como “segundos” y tocan partes distintas de la melodía. Algo así como tenores y barítonos que cantan diferente. A la derecha del director encontramos adelante 10 violoncelos o simplemente cellos, detrás 12 violas y en el extremo derecho 8 contrabajos. Estos tres tipos de instrumentos son de la misma familia del violín pero cara vez más grandes y tocan notas más bajas. Tanto los cellos como los contrabajos son tan grandes que ya no se colocan en el hombro, como el violín, sino apoyados en el suelo. Inclusive, el músico del contrabajo tiene que tocar de pié frecuentemente.

The InfoVisual.info site uses images to explain objects.Detrás de las cuerdas vienen los instrumentos de viento, entre los que se diferencian de dos tipos: de madera y de metal. Así pues, en los de madera, inmediatamente detrás de los instrumentos de cuerda, están: 1 flautín y 3 flautas; 3 oboes y 1 corno inglés; 3 clarinetes y 1 clarinete bajo y por último de las maderas: 3 fagotes y 1 contrafagot. Detrás de las maderas están los metales: 6 trompas, 4 trompetas, 4 trombones y 1 tuba. 

En la última fila están los instrumentos de percusión y a ambos lados de la orquesta están las arpas, los pianos, el órgano y cualquier otra cosa que decida el compositor. Inclusive se puede encontrar cañones, como los que coloca Tchaikovsky en su famosa obra 1812, que celebra el triunfo de los rusos contra Napoleón en ese año.

Por último, mis queridos lectores, quería contarle la diferencia entre las orquestas sinfónicas y filarmónicas: ninguna. Antiguamente los músicos de la filarmónica no eran profesionales y en sus presentaciones cobraban menos, pero hoy en día no hay ninguna diferencia. La primera que agarra el nombre es de ella y la siguiente tiene que tomar el otro. En cambio, la orquesta de cámara sí que es más chiquita que las otras, se supone que pueda entrar en un cuarto o una recámara y de allí su nombre.



Deja tus comentarios aquí: