Meditación cristiana: el uso del mantra

Sí, la Meditación Cristiana es un viaje, una peregrinación sin itinerario prestablecido, porque es un viaje personal cuyo destino es el propio corazón. En este viaje silencioso renunciamos a las palabras, a los pensamientos, a las fantasías y para esto nos restringimos al uso de una sola palabra, el mantra, haciendo de la simplicidad un elemente básico de la meditación.

El mantra es una palabra sanscrita que significa “lo que clarifica la mente”. Aunque es una práctica asociada a la cultura oriental, fue un consejo práctico reiterado por los maestros de la oración quienes  lo resumen en esta simple instrucción: repitan su mantra, usen una pequeña palabra.

La nube del no saber (Anónimo, siglo XIV. La nube del no saber, Caps. 4-7, 36-40) nos advierte “y no recen con muchas palabras, sino desde una pequeña palabra, de una sola silaba. Fijen rápidamente esta palabra en vuestro corazón, de manera que siempre este allí; pase lo que pase. Con esta palabra suprimirán todos los pensamientos”. Juan Casiano (Juan Casiano, Conferencias 9 y 10) a fines del siglo IV introdujo por primera vez en Occidente una simple y duradera tradición de oración. El la recibió de hombres santos del desierto, que a su vez ubicaban su origen más allá de la memoria viva de tiempos apostólicos.

No se requiere un don o talento especial, excepto intentarlo, perseverar y está disponible para todos. Nuestro mantra es la antigua oración aramea: Maranatha, Maranatha (Ven Señor, ven Señor Jesús). El corazón de la enseñanza de John Main, OSB (John Main. Christian Meditation: The Getsemani Talks [Meditacion Cristiana: El Getsemani habla]. World Community for Christian Meditation) es el uso del mantra. Es también su contribución más importante para la espiritualidad cristiana contemporánea. En esta referencia, el describe cómo fue su primer encuentro con el mantra y como desde ahí comenzó a practicar la meditación. La repetición de una palabra o frase corta para aquietar la mente y abrir el corazón no le pareció extraño cuando oyó esto por primera vez. En diferentes formas de oración cristiana, devociones y liturgia se repiten las mismas palabras, a veces en forma de cantico: el rosario, las letanías, entre ellas. Mantras típicos cristianos son el Padre Nuestro, el Ave María y el Gloria.

¿Como decir el mantra? “Amorosamente y en profundidad de Espíritu de Fe”… sin prisa o expectativas. No existe un método establecido para decirlo, excepto que debe ser dicho en lo interior, silenciosamente y en quietud física, sin movimiento de los labios y la lengua. Las sílabas deben ser articuladas claramente. Algunos coordinan el mantra con la respiración, pero no hay ninguna técnica especial de respirar. La atención  debe centrarse en el mantra, hay que escucharlo. Repetirlo delicada y fielmente sin mucho esfuerzo. Abrázalo generosamente como una disciplina. Cuando lo estés escuchando no analices su significado.

Laurence Freeman, OSB (Volver a Casa, recursos para introducir la meditación según la tradición cristiana. Enseñanzas de John Maine, OSB y Laurence Freeman, OSB [Traducido por Marina Müller y Liliana Ragusa, Argentina: From Coming Home, by The World Community for Christian Meditation, 1999]), describe el poder del mantra como el de una huella a través de una selva espesa. Por más estrecha que sea, síguela fielmente y ella te llevara más allá de la selva de la mente al gran espacio abierto del corazón. Cuando veas que te saliste del camino, vuelve a el  de inmediato. El gran don del mantra es ser inmediato: por más tiempo que hayas estado distraído y perdido en la selva de tu mente, nunca estarás más que a un paso del camino, comienza  nuevamente a decir el mantra y estarás de regreso a él.

La mente se va agarrando incesantemente al mantra, hasta que fortalecida por su uso continuo, suelta y rechaza todo tipo de pensamiento y se restringe a la pobreza de esa pequeña palabra. El propio Jesús nos alienta cuando dijo: Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos es el reino de los cielos Mateo 5, 3.



Deja tus comentarios aquí: