Meditación Femenina Ancestral

Meditación Femenina Ancestral

Bendecido el instante que nos une. Les envío a todos muchísimo amor. Esta meditación es para sanarte a ti junto a mamá y todas las mujeres de tu sistema familiar. Sugiero grabes un audio con tu voz. Así podrás escuchar tu meditación las veces que consideres necesario. Confío en que no escuches esas voces limitantes que dicen “con una sola vez basta hacer tal o cual meditación”. Esta es tu meditación. Recuerda. Es muy importante que si sientes que tienes “dos mamás”, una que te parió y otra que te crió. Pues debes unirte a la presencia almica de las dos. Reconócete en el amor de tus dos madres. Y visualízalas frente a ti con mucho respeto. Sin juzgar a ninguna de las dos. Por favor, sí. Esta vez elije ser la protagonista de tu propio proceso de sanación espiritual a través de este encuentro con las mujeres de tu familia. El Amor que nos une a todas dentro del Corazón de Dios es infinito y puro. La Energía del Amor no tiene límites. La Amor es la esencia de la Divinidad.  Y eso somos, su esencia. 

A continuación la meditación: 

Cierro mis ojos y adopto una postura cómoda en la que puedo mantener mi columna vertebral recta. Dedico unos minutos a concentrarte en mi respiración y vacío mi mente de pensamientos. Respiro profundo. Respiro profundamente y me conecto con la tranquilidad y el amor. Suelto y aflojo mi cuerpo físico. Suelto todos los músculos de cualquier tensión. Inhalo amor y exhalo los conflictos. Inhalo amor y exhalo todos mis problemas. Sigo respirando profundo. El aire llena totalmente mis pulmones. Inhalo amor del Creador y exhalo todos los obstáculos para alcanzar mis metas. Y respiro profundamente. Respiro amor puro e infinito. Se dibuja una sonrisa en mi rostro. Visualizo como una luz dorada de amor de Dios Padre Celestial envuelve todo mi cuerpo físico. La Luz me envuelve. Y sigo respirando profundamente. Inhalo y exhalo amor. Siento como el amor incondicional de la Divinidad que está en mi corazón. Siento como una Luz de Amor, de color muy blanco y dorado, me sostiene continuamente. Cada vez que respiro mi cuerpo se llena de Luz Divina. Aquí y ahora es el momento perfecto para sanarme junto con mi mamá y todas las mujeres de mi familia. Elegí a mi madre para nacer. Yo soy un alma viviendo una experiencia humana. Visualizo a mi mamá. Visualizo como el amor incondicional me une a ellas. Amorosamente observo como todas las mujeres de mi familia hacen un círculo a nuestro alrededor y nos abrazan amorosamente. Nos abrazamos. Reímos en un rencuentro feliz. Observo. Nos sonreímos amorosamente. Incluso oigo risas a carcajadas de algunas de las mujeres de mi familia. Aquí y ahora puedo agradecer su presencia. Agradezco humildemente su amor, sus alimentos, sus saberes, sus cantos y sus conocimientos. Me inclino con agradecimiento. Abrazo a mi madre, mis abuelas, mis tías, mis bisabuelas y hasta puedo reconocer y abrazar a mis tatarabuelas. Hoy acepto que todas han hecho lo mejor posible para que yo pueda evolucionar espiritualmente. Respeto sus historias de vida. Respeto el dolor de cada una. Las respeto y puedo agradecerles mi existencia. Me conecto con el amor de familia. Me conecto con todas la mujeres de mi Clan Familiar. Agradezco la herencia espiritual que me han dado como regalo. Agradezco amorosamente su sabiduría. Agradezco el dolor físico y emocional que mi madre sufrió para parirme. Honro, reconozco y respeto a mi madre con muchísimo amor. Observo desde una conciencia de amor. Yo Soy Amor. Aquí y ahora a mi madre libero de todo lazo de dolor que hemos sostenido hasta hoy. Reparo con amor todo daño. Lo siento. Perdóname. Te amo. Gracias.  Mamá no es necesario seguir sufriendo. Agradezco con humildad todo lo que me has dado. Te respeto. Te acepto tal cual eres. Y pido al Creador que repare con Luz Divina todo daño que causé.  Reparo con amor todo daño. Te amo. Gracias. Ahora me libero de todas las memorias ancestrales sufrimientos. Libero a las mujeres de mi Clan Familiar y me libero de toda  tristeza. Libero y me libero de todos los obstáculos y bloqueos energéticos. Soltando todo el dolor de las mujeres ancestrales de mi clan familiar reparo con amor todo daño. Libero y me libero de todos los patrones erróneos que impiden mi evolución según el Plan Divino. Libero y me libero de todo voto de sufrimiento. No es necesario seguir sufriendo. Esto ha terminado hoy. Respeto a todas las mujeres de mi sistema y me respeto. Reparo con amor todo daño. Reparo con amor toda acción, todo juicio que causó daño. Reparo con luz de amor todo daño que hice. Libero y me libero de todo daño que hicieron mis ancestros. Me libero y libero a las mujeres de mi Clan Familiar de las carencias, de la sumisión, de la violencia, de la ignorancia y de las memorias de desamor. Libero y me libero de toda herencia de dolor. Libero y me libero de toda herencia de sumisión. Libero y me libero de toda herencia de desamor y abusos. Y a través de esta sanación libero a nuestra descendencia de toda herencia discordante de patrones erróneos. Pido al Creador que no se siguen perpetuando las enfermedades, los miedos y los sufrimientos… las memorias erróneas que se fueron heredando a través del tiempo. Elijo elevar todo daño a una mayor conciencia de unidad. Elijo una vibración congruente para manifestar la Luz y el Amor. Elijo vibrar en un cambio de conciencia. Elijo vibrar en la energía de la realización, de la fuerza, del amor, del protagonismo. Elijo la vida. Elijo la felicidad. Elijo la creatividad. Elijo el éxito. Elijo la sabiduría. Elijo la prosperidad y la abundancia. Elijo la libertad. Elijo materializar el amor en todas sus formas y nombres. Elijo materializar la Luz Divina en todos los espacios que me expanda en conciencia divina. No rechazo ni juzgo a la familia a la cual pertenezco. Elijo vibrar en la energía del Divino Creador. Elijo amar. Elijo amor a mi Clan Familiar. Elijo amor a todos mis ancestros. Hoy les pido la bendición. A todas las mujeres de mi familia les pido la bendición. Te amo madre. Te pido la bendición mamá. Gracias. Soy libre a partir de ahora. Soy libre en el nombre del amor. Gracias. Veo al sufrimiento y le digo: Todo ha terminado. Mi alma elige la libertad y el amor. Y me quedo en la alegría y  la luz de este presente de infinito amor familiar. Ahora estoy consciente de la energía “Yo Soy”. Yo Soy el que Soy.  Yo Soy Amor. Yo Soy Luz. Así es. Amén. Amén. Amén. Para finalizar y cerrar este maravilloso reencuentro de amor familiar abrazo a todas mis mujeres. Apapachos. Abrazo a las mujeres que son mi esencia. Me doy un auto abrazo. Apapacho es acariciar con el alma. Sí. Me apapacho yo. Y me inclino. Me conecto a mi respiración nuevamente. Sí. Observo. Respiro profundamente. Inhalo amor y exhalo amor. Abro mis ojos y descanso unos minutos antes de tomar un poco de agua.

Foto creado por freepik – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: