Meditación y psiconeuroinmunología (PNI)

Meditación y psiconeuroinmunología (PNI): ¿somos capaces de generar más salud en nuestro organismo?

¿Somos capaces de generar más salud en nuestro organismo?

¿Meditar nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmune? ¿Qué es la psiconeuroinmunología?  Iniciemos hablando de la psiconeuroinmunología (PNI), cuyo cimiento científico nos permite apropiarnos de la capacidad de contribuir en los procesos terapéuticos y de prevención de enfermedades que aquejan a nuestro cuerpo.

La PNI, tal como lo afirma la Dra. María Elena Castés[1], se sustenta en el principio de complementariedad entre el sistema nervioso central (SNC), el sistema inmune y el sistema endocrino. Nada sucede en el organismo que estos tres sistemas no se lo comuniquen entre sí, mantienen un diálogo bioquímico.

Ilustremos esa idea: supongamos que usted se siente estresado de manera casi permanente, usted le demandará a su cuerpo recursos excepcionales y su organismo generará repuestas que implican el uso de esos recursos. Será nuestro sistema endocrino quien dará respuestas: cuando nos vemos sometidos a una situación estresante, nuestras glándulas suprarrenales segregan hormonas que van a actuar en todo el organismo. El detalle está en que si esa demanda es recurrente, la secreción de cortisol [2] también lo será, y, entonces, el sistema inmune inhibirá su eficacia y comenzarán a aparecer enfermedades de diversos tipos que van desde un resfriado, enfermedades  autoinmunes, hasta un cáncer. 

¿Qué es lo que sucede? El sistema inmunológico se debilita, es decir, la cantidad, actividad y eficiencia de algunas células del sistema inmune encargados de resguardar nuestro organismo de patógenos y células tumorales atenúan sus funciones. ¿Qué podemos hacer para resguardarnos de los efectos del ambiente, de los efectos de nuestra manera de ver y responder al mundo que nos rodea? Meditar.

Con la meditación para restablecer y resguardar la salud, estaríamos poniendo nuestro cuerpo y nuestra mente en sintonía y generando un nuevo equilibrio y armonía que se traduciría en mayor fortaleza física y mejor comunicación con el ambiente que nos rodea. Cuando hacemos una meditación para contribuir con nuestra sanación somos emisores de un mensaje a nuestro cuerpo para obtener un resultado consciente y ahora. Explicaré a continuación tres pasos para meditar focalizándonos en nuestra salud.

  1. Crear una imagen clara: cuando nosotros vamos a hacer una meditación para comunicar un mensaje de salud a nuestro cuerpo, lo primero que tenemos que tener es una creación mental clara y precisa en la cual se construya mentalmente el mensaje de sanación.
  2. Usar sonidos vocales: hacer, de manera pasiva, sonidos vocales como el KHEI y el AUM, en la escala musical del do central. Estos sonidos generan en quien lo emite sosiego y paz. Son sonidos eminentemente positivos que tienen la misión de centralizar o de unificar nuestros centros internos.
  3. Aquietar la mente, es decir, quedarse lo más pasivos que ustedes puedan. Esta pasividad permite que el mensaje que han creado pase al sistema nervioso central, y de allí se establezca la comunicación con el sistema inmune y con el endocrino. Luego de entregar ese mensaje de salud, ustedes necesitan cerrar la meditación agradeciendo y teniendo la certeza de que ya está hecho, es decir, sentir y saber que la sanación ya está ocurriendo.  

Para cerrar este tema puntualicemos lo siguiente:

  1. ¿Cuánto tiempo es recomendable meditar? Al iniciar esta práctica es apropiado mantenernos en ese estado unos cinco o diez minutos máximos. Si no salió la meditación, déjela y vuelva intentarlo en otra oportunidad.
  2. ¿Es necesario meditar todos los días? Sí. Es necesario crear el hábito de la meditación para proteger nuestra salud física y mental.
  3. ¿Cómo podemos mantenernos más sanos? Siendo conscientes de nuestra responsabilidad como creadores de la salud corporal y mental.  

[1] (https://miradorsalud.com/diplomado-psiconeuroinmunologia-educacion-distancia-experiencia-venezolana-dra-marianela-castes-boscan/)

[2] que permite en condiciones de
manejo adecuado del estrés dar respuestas apropiadas del organismo



Deja tus comentarios aquí: