Mejora los cólicos de tu bebé con tu alimentación

Mejora los cólicos de tu bebé con tu alimentación

¨En los primeros 6 meses de vida el intestino de la madre y del hijo es un solo¨, lo dice la Dra. Marielly Herrera, pediatra de Pablo Perret White, bebé Nutriwhite, de forma coloquial claro está, ya que físicamente no es posible, pero se refiere a que mientras un bebé lacte, la salud intestinal de la madre va a tener un efecto directo sobre la salud intestinal del bebé. Así qué, si queremos mejorar los cólicos del bebé, podemos hacerlo mejorando la función intestinal de la madre y el bebé a la vez. Sigue leyendo mamá, que hay esperanza.

¿Qué son los cólicos?

Para saber si el bebé tiene cólicos, describen que el bebé debe llorar más de tres horas al día, mínimo tres días, durante tres semanas consecutivas, pero aquí vamos a darle recomendaciones que puede seguir una madre sin tener que cumplir con esos requisitos. Como madre, al oír llorar un bebé así sea por 30 minutos y que tenga malestar, ya causa conmoción y uno quiere hacer todo lo posible para que esté mejor.

Hasta cumplir el año, la mayoría de los bebés consumen del maravilloso restaurant que producen las madres que es la leche materna. La leche materna no se crea de la nada, se crean a partir de los nutrientes, líquidos y las reservas que tenga la madre. La calidad de la leche materna va a depender de la salud de la madre, de lo que está consumiendo, tóxicos ambientales, funcionamiento hormonal, pensamientos, agua que ingiere, sistema inmune, flora bacteriana y genética. Ya sabemos que los genes sólo influyen en un 25 % en el desarrollo de enfermedad o salud, mientras que el ambiente en un 75 %. Del ambiente, lo más fácil que uno puede controlar es lo que uno come, por lo que, al hacer ciertos cambios en la alimentación, se pueden ver mejorías.

Por eso mamá, puedes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Remover alimentos inflamatorios: Evita alimentos en tu dieta que pasan por la leche materna y causan o agravan los síntomas de tu bebé. Lo que la madre consume, sí tiene efecto sobre la leche y la salud del bebé. Los alimentos que más comúnmente suelen causar reacciones adversas son: cereales (trigo, centeno, cebada, avena, maíz y arroz), lácteos, azúcar, huevo, café. Hoy en día existen pruebas de sangre para ver cuales alimentos en específico te pueden estar haciendo daño. Si consumes diariamente alguno de los alimentos antes mencionados, prueba removerlos o disminuir su consumo.
  2. Tener un diario de alimentación: viene unido al primer punto. Si llevas un diario donde anotas lo que consumiste y luego los síntomas que presenta tu bebé, desde hipo, o llanto, o cambio en las heces, podrás detectar más fácil los alimentos que no estás tolerando bien y están causando malestar en tu bebé. Ten la mente abierta, te puede afectar desde una lechuga o una una nuez o una harina. Los mencionados en el punto 1 son los más alergénicos, pero cada persona es individual y le pueden afectar distintos alimentos. Si sientes que un alimento, así sea súper sano, no te va bien, no lo consumas, sustitúyelos por otro que sientas que te pueda ir mejor. También, el efecto de los alimentos puede tardar entre 24 a 48 horas en afectar, por lo que ten en cuenta que lo que consumiste hoy, puede afectar mañana a tu bebé.
  3. Reponer con alimentación natural lo más posible: vivimos en un mundo agitado, corriendo, que muchas veces no es posible comer comida natural, pero mientras más alimentos naturales incorpores, mejor leche formarás, que le caerá mejor a tu bebé. La mayoría de los alimentos procesados están cargados de azúcar, lácteos, químicos, pesticidas, que afectan a tu leche. Los alimentos naturales, como son los vegetales, frutas, tubérculos, nueces, leguminosas, pescados, pollos, aguacate le van a dar los nutrientes para formar una leche de buena calidad que tu bebé necesita para crecer sanamente. Trata diariamente de incorporarlos.
  4. Ir al baño todos los días: esto ayuda a botar las toxinas que creamos diariamente en los procesos metabólicos del cuerpo y las que ingerimos del medio ambiente. También ayuda a eliminar bacterias no beneficiosas contribuyendo todo esto a formar una leche de mejor calidad. Para que puedas ir al baño más fácilmente, consume frutas, vegetales, mucha agua diariamente. Reduciendo el consumo de azúcar y lácteos puede ayudar a mejorar el transito gastrointestinal. Suplementar con citrato de magnesio antes de dormir o plasma marino ayuda a mejorar el transito gastrointestinal.
  5. Mamá toma suplementos: si la leche le está cayendo pesada a tu bebé, es posible que tengas que mejorar tu digestión primero. Para eso, además de seguir los puntos anteriores, puedes apoyarte con suplementos naturales. No escojas la marca más genérica, ni más barata, ya que pueden contener azúcar, levadura, metales pesados que no son beneficiosos. Algo clave para digerir mejor son las enzimas digestivas, que ayuda a ¨picar¨ los alimentos dentro del intestino, para que se absorban adecuadamente y formes buena leche materna. También el molibdeno, un mineral, ayuda a disminuir gases y mejorar digestión de los dos. Ambos dos suplementos recomendados.
  6. Bebé tome probioticos: consultando primero con tu especialista, ya existen probioticos para lactantes. Busca un suplemento que contenga bifidus bacterias y lactobacillus, mínimo de 5 billones. Estas bacterias ayudan a digerir mejor la comida y disminuir la inflamación a nivel intestinal. Se puede mezclar con leche materna. Los probioticos, Probiota Infant de la marca Seeking Health, los probamos y recomendamos.
  7. Revisa la fórmula: si el bebé está consumiendo una fórmula que le causa cólicos, se despierta muchas veces en la noche, puedes optar por una más hipoalergénica. Consulta con tu pediatra, pero hicimos un estudio de mercado y recomendamos que, en cuanto al contenido de carbohidratos, la formula contenga preferiblemente alguno(s) de los siguientes: lactosa, maltodextrina, tapioca, corn syrup (jarabe de maíz). El contenido de proteínas sea de alguno(s) de los siguientes: whey protein hidrolizado (suero de leche hidrolizado), caseína hidrolizad, amino acidos. Buscando en el mercado, en Europa nos gustó las marcas Alfaré, Nutriben Confort, Hipp Hipoalergénica, Capricare. En EEUU nos gustaron las formulas de Elecare, Neocate, Alimentum Ready.

Existen otras muchas recomendaciones aparte de las alimentarias que también puedes aplicar, como es relajación, hacer ejercicio, colocar a tu bebé sentado luego de que coma, que son excelentes también. Creemos que, si sanamos desde adentro, formando una adecuada leche materna mejorando la salud de la madre, el bebé va a estar mejor.

Bibliografía:

https://centrespringmd.com/7-ways-reduce-colic-holistic-approach/

https://www.mamanatural.com/baby-colic/



Deja tus comentarios aquí: