Mercurio Retrógrado: tengamos las ideas claras

Cuando el viento arrecia es mejor doblegarse que troncharse a la mitad.

Sí, Mercurio está retrógrado, sintonizando con la reflexión. ¡Qué maravilloso!

Si logras entender que esta temporada favorece la mirada interna, obtendrás grandes enseñanzas y beneficios sin igual.

Ante todo conozcamos, en esencia, quién es Mercurio. Este planeta representa la mente consciente, objetiva, lógica y racional. Rige la agilidad mental y cómo te comunicas. Se relaciona con la curiosidad, cómo procesas la información y cómo aprendes. Simboliza tu mentalidad y manera de pensar: tus perspectivas, ideas e intereses, cómo las expresas y cómo las proyectas.

Entonces, no te extrañes si te descubres invirtiendo una cantidad de tiempo importante en reorganizar las ideas, si sientes imperativamente que necesitas darle un descanso a la mente para reordenar los procesos emocionales, si notas tu sistema nervioso más alterado y la ansiedad exacerbada, si requieres de tiempo para recapacitar, pensar y repensar porque el cerebro no te responde.

De Mercurio retrógrado lo que más se resalta son las perturbaciones y limitaciones, pero tú decides si te dejas sacar de quicio por las interferencias o si más bien dedicas tu atención a lo verdaderamente importante: tomar lo que muestra para tu autoconocimiento. Mira con lupa aquellas zonas que naturalmente detona y luego haz uso inteligente de su energía para primero obtener causas/origen de posibles fallas y después concebir ideas creativas para el desarrollo de tus planes.

Si miras con atención, intuitivamente descubrirás que estás rascando donde tienes la pulga que altera tu estabilidad mental y que sabotea, además, los momentos de serenidad tan necesarios para lograr determinar qué aspecto de tu historia personal está exaltada y llama tu atención con desespero para que pongas solución bajo nuevas luces de entendimiento y comprensión.

Veamos, actualmente Mercurio R está universalmente en Capricornio Sideral, la constelación de la profesión. Es un Mercurio con un propósito y una meta concretas y precisas. Nos dota de la capacidad para ser fríos observadores de la realidad y pensar cerebralmente cómo conseguir nuestros logros profesionales. Desarrolla la mentalidad consecuente, perseverante y reflexiva. Fomenta la paciencia y nos enseña que hay metas que requieren de una sólida estructura, buena planificación y una ejecución lenta, pero que no abandona jamás. ¡Dime si esto no es extraordinario!

Aquí y ahora tenemos una oportunidad de oro para forjar la tenacidad y la persistencia tan necesarias en estos tiempos de retos.

Con Mercurio retrógrado difícilmente puedes seguir engañándote. Para ello nos induce, como un asceta, como un yogui, a la meditación y a la contemplación.

¡Déjate llevar por la curiosidad y busca por los diferentes senderos de la vida!

Permite que la luz ilumine los rincones más oscuros de tu mente y tal vez entonces encontrarás lo que desesperadamente quieres mantener oculto de ti mismo. Solo así obtendrás lo que requieres para sanar.



Deja tus comentarios aquí: