Metas con valores

metas con valores

Escribiendo acerca de las metas para el segundo semestre del año es importante entender primero que todas nuestras metas deben estar enmarcadas en una gran visión tanto en lo personal como lo profesional. Y esas metas, junto a la visión que hayamos definido, deben estar intrínsecamente relacionadas con nuestros propios valores. Por ello dedico estas líneas a que veamos cómo nuestros valores nos ayudarán a alcanzar las metas que nos propongamos.

Como sabemos, nuestros valores influyen en cómo tomamos decisiones y manejamos nuestras vidas de manera efectiva. Los valores que nos vienen desde niños fueron inculcados por nuestros padres. Luego, con el pasar del tiempo adoptamos nuestros propios valores guiados por esos principios que hemos aprendido. Si bien algunos de ellos pueden cambiar en nuestra vida, lo importante es tener valores que sean fuertes y, sobre todo, positivos, ya que ellos serán parte integral de nuestros logros.

Si lo entendemos de esa manera, nos daremos cuenta de que los valores son la base sobre la cual fundamentamos nuestras vidas, ya que nos permiten ver el mundo desde la perspectiva de lo que consideramos importante. Estos valores, una vez construidos, forman, apoyan y nos conducen a nuestro propósito. Hoy les recomiendo tres simples actividades para conocernos:

  1. Define tus valores: piensa en lo que es correcto, obtén una mayor claridad de lo que quieres, realiza algo positivo.
  2. Escribe tus valores: ya sabemos que lo que escribimos entra a todos nuestros sentidos y a nuestro subconsciente. Al escribir nuestros valores actuamos con ellos y los hacemos presentes en nuestras vidas.
  3. Vive tus valores: cuando pensamos en lo que nos motiva e ilusiona, podemos generar acciones que nos permitan vivir nuestros valores.

Las metas, los valores, nuestros principios y nuestro propósito se unen todos en una gran visión, la de llegar a ser quienes verdaderamente queremos y debemos ser. Nuestra forma de ser y nuestro comportamiento son parte de lo que nos permitirá mejorar de manera continua. Tener valores de altísimos estándares de excelencia nos permitirá tener una vida plena donde nuestras acciones y nuestras metas puedan ser alcanzadas.



Deja tus comentarios aquí: