Mi primera cita

Mi primera cita

Es común que las primeras veces generen cierta ansiedad y esas maripositas en el estómago: la primera cita con la persona que te gusta, la primera confesión, el primer viaje en avión, el primer día del cole…

Estoy embarazada, ya tengo en las manos mi examen que dice HGC positivo y me encuentro sentada frente a la puerta de consultorio del médico con mi mamá y mi esposo, esperando que me atiendan y nerviosa como la niña que va a su primera cita con el ginecólogo y se pregunta ¿qué va a pasar?

Esta primera cita es vital para el buen desarrollo del embarazo y del feto, el médico hará un historial clínico para conocer tus antecedentes familiares y personales, seguramente te solicitará exámenes de sangre y orina con el fin de confirmar tu estado y saber detalles como grupo sanguíneo, factor RH, niveles de hemoglobina, glóbulos blancos y rojos, azúcar, hepatitis, rubéola, toxoplasmosis, y varias cosas más, luego pasará a efectuarte un minucioso examen físico y ginecológico.

Por lo general lo primero es saber cuánto pesas y cuánto mides, además de chequear tu presión arterial, luego comenzará el examen ginecológico para evaluar la vulva y toda el área relacionada, chequear la mucosa vaginal, identificar si hay algún tipo de secreción, seguramente una citología de cuello uterino y un examen de las mamas y los pezones, todo con la finalidad de conocer tu estado de salud y el progreso del embarazo.

Esta consulta puede parecer un poco tediosa, pero te ayudará a interactuar con tu médico y confirmar si te sientes cómoda y segura. Recuerda que el obstetra que escojas lo verás al menos una vez al mes y te acompañará durante todo el embarazo y el parto. La primera visita al médico suele ocurrir 5 o 6 semanas después de la primera falta, si todo está bien deberás acudir hasta la semana 36 una vez al mes, y a partir de allí una vez a la semana.

Aunque la mamá será el centro de atención en este chequeo médico es importante conocer los antecedentes familiares y personales del padre, así que si va toda la familia, mejor.

En algún momento durante la primera consulta escucharás las palabras mágicas: ‘vas a ser mamá’, sabrás la fecha probable de parto y verás en el eco las primeras señas del bebé que crece dentro de ti.



Deja tus comentarios aquí: