Mi propósito

Mi propósito

Mi único propósito para el próximo año es profundizar mi esfuerzo y dedicación en meditar. Digo que es el único porque es en el que pondré toda mi atención. Considero que es fundamental para todo lo demás que emprenda en mi vida diaria. Y de allí saldrá la fuerza para dedicarme al cumplimiento de los demás propósitos.

Me explico. Al meditar, al sentarme, al apartar un tiempo para enfocarme en la respiración usando la técnica que más resuena conmigo, logro el espacio interior necesario para obtener la actitud fundamental para tomar decisiones, para emprender el camino que me parece más conveniente. Al aquietar mi mente y mi cuerpo, estoy presente y enfocada. Cuanto más me dedico, menos dormida voy por la vida. Usar el tiempo de esta forma hace que me sienta más viva, no robada por mis circunstancias ni por el mundo exterior.

Sé que nos hacemos muchos propósitos en esta época del año. Muchos cumpliremos, otros no lo lograremos. Está bien. Tenemos que comprendernos, no juzgarnos, no culparnos. Les sugiero estos sencillos pasos para concretar este propósito:

1. Busca un momento cada día que sea tuyo. Incluso, avisa a las personas con las que vives que no deseas ser interrumpido.
2. Escoge la técnica de meditación que más resuene contigo.
3. Haz el compromiso personal de respetar esta decisión.
4. No permitas culpas, reproches, juicios si no lo logras de una vez. Insiste con paciencia y amor hacia ti.

Te deseo éxito en el cumplimiento de este y de cada uno de tus propósitos y sueños. Fundamentalmente, te deseo que vivas cada día con felicidad, agradecimiento y sin temor. Recuerda que eres un poderoso y eterno ser espiritual teniendo una experiencia física.

Imagen de Renata Hille en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: