Mi única sobrina es única

Los que tenemos hijos o sobrinos, o quizás el hijo de un amigo cercano, que ha nacido en condiciones diferentes (por llamarlo de alguna manera) hemos desarrollado una sensibilidad única hacia esos niños, que son únicos.

Yo tengo un único hermano, que me ha regalado la dicha de tener una única sobrina, que es única.

Ella nació diferente al común de los niños, además de ser prematura, vino con una condición cardíaca, la cual no le daba muchas probabilidades de vida, iba a ser muy difícil de superar, incluyendo la dificultad de ubicar la medicina que requería. María José sin embargo logró despertar la solidaridad de muchas personas y rápidamente se ubicó la medicina y superó más pronto de lo esperado su problema, para sorpresa de los médicos y felicidad de nosotros.

A los pocos meses, nos sorprendió con una nueva enfermedad, nos enteramos que desarrolló síndrome de West, el cual nuevamente pone en riesgo su vida y su desarrollo motriz y neurológico.

Inicia una nueva batalla para la beba y la familia. La cual se libró con mucha fe y con el apoyo de muchas personas que María José atrae para ayudarla. Pronto, una nueva sorpresa, contrario a los pronósticos, se declara a la beba libre de ese síndrome.

Mi esperada y única sobrina, ha sido uno de los grandes milagros de la familia. Ella me ha enseñado que la esperanza y la Fe son fundamentales, y me ha mostrado lo que significa la solidaridad, la fortaleza, los deseos de vivir y el amor incondicional.

María José de Jesús es prueba viviente que los milagros de Dios existen y se manifiestan de maneras que no esperábamos. Le dieron una expectativa de vida de pocos meses y ya va a cumplir sus primeros 5 años!.

Mi sobrina única, da pasitos, balbucea palabras y se ríe conmigo cuando la beso.

Es un ser único, que me ha llenado de esperanza y de Fe. Ha tenido muchos días de hospitalización, pero vuelve a casa a seguir creciendo y aprendiendo, y lo más importante, a enseñarnos que aunque hay dificultades, la Fe y la esperanza pueden superar las predicciones de la ciencia.

Si tú que me lees, sientes alguna vez que tu vida es complicada, piensa en niños únicos como María José de Jesús, que con sus pocos añitos de vida y con mil tropiezos de salud, día a día lucha por vivir y salir adelante y es capaz de sonreír. Como ella, se que hay muchos niños únicos en el mundo, y hasta con codiciones mas difíciles que las de ella, que nos dan grandes enseñanzas de vida. Decídete a aprender de esos seres únicos, y vive agradeciendo por conocerlos y poder amarlos.

Gracias a Dios por permitirme tener la dicha de seguir aprendiendo de mi única sobrina, que es única. Te amo María José de Jesús.

 



Deja tus comentarios aquí: