Mi vida es como una partido de fútbol

Hola y muchas gracias por leer mi columna. Tomando como oportunidad el mundial de fútbol, quiero hacer una comparación con la vida real. Es interesante ver los partidos y observar a las personas expresar sus sentimientos a favor o en contra de un equipo, así como también, el manejo de la decepción o el triunfo ante los resultados.

He escuchado muy a menudo “ese resultado final, no se lo merecía el equipo” o “tuvo mala suerte”. ¿Cómo manejamos estas emociones en nuestra vida?, ¿cómo manejamos la decepción ante algo que esperábamos y no sucedió? y más interesante aún. ¿Cómo manejamos el sentimiento de pérdida cuando realmente LO DIMOS TODO? Lo peculiar de un juego de fútbol y nuestra vida es puede ser así. Nos preparamos, estudiamos, hacemos todo lo posible y no conseguimos lo que queremos o no se nos dan las condiciones para que eso suceda, ¿qué hacemos?, ¿cómo manejamos esa emoción que va haciéndonos sentir mal y en algunos momentos “fracasados”?

Considero lo siguiente, aunque “te sientas mal”, debes seguir con tu meta, ¡ojo! dije con tu meta, no con tu plan, el plan puede cambiar, la manera como lo haces puede cambiar, pero tu objetivo final (si es lo que realmente quieres) debe seguir, debes acostumbrarte a fallar, a que las cosas no te salgan como querías, al rechazo y a la decepción… ya que al final son los ingredientes previos al éxito. Cuando digo “acostumbrarte” quiero decir que debes saber que en algún momento en tu vida esto va a pasar y que mientras más rápido te “pares” más rápido podrás seguir adelante con aquello que quieres. Cambia tu estrategia y sigue adelante. No te quedes haciendo lo mismo una y otra vez y esperes un resultado diferente. ¡CAMBIA!.. ¿Y SI NO FUNCIONA?, APRENDE Y CAMBIA DE NUEVO… Hasta que FUNCIONE.

Deseo lo mejor a tu vida.

Sigueme en Twitter @vpassariello



Deja tus comentarios aquí: