¿Miedo a la soledad? Encuentra aquí las razones

¿Miedo a la soledad? Encuentra aquí las razones

Estas fuera de casa con dos bolsas negras llenas de ropa, esas que horas antes habías recogido. Hoy le dices adiós a un sueño, a unas ideas y proyectos que comenzaron con mucho amor.

Del otro lado de la casa está la otra persona. Viendo cómo quien era su pareja hasta ese momento se está marchando. Quizá deseaba que la relación terminase o tal vez no, pero lo que sí queda es el vacío sin poder hacer más nada.

Este es uno de los casos más comunes que veo cada día en mi consultorio online en pacientes de América latina y Europa. La soledad en nuestros tiempos es una de las fobias más intensas. No hay mejor momento que cuando estamos solos para reconocer la responsabilidad que tenemos en nuestra vida.

En este sentido, la soledad es un espacio para encontrarte contigo mismo. Uno donde podamos crecer, aprender de los errores cometidos, tomar otras decisiones, pensar en ti y sobre todo madurar.

Retomando el ejemplo anterior, no es fácil este proceso. Para la persona que se marchó, esa soledad es un espacio de muchos reproches y reclamos. Llega incluso a cuestionarse y preguntarse por qué siempre le pasa lo mismo. Frases como: “no tengo suerte en el amor”, “todos son iguales”, “nadie me toma en serio” son las que finalmente llevan a caer en el círculo vicioso de la relación rebote, pidiendo siempre una nueva oportunidad, porque abandonar el proyecto que los unió es recordar lo mal que la pasa solo.

En el caso de la persona que se queda en casa, es sumamente difícil saber si tomaste o no una decisión acertada. Una duda que puede arruinarte esta oportunidad para empezar de nuevo, porque sí, estás solo, pero también puedes tener tiempo para pensar qué vida deseas tener.

El miedo a la soledad viene de una idea impuesta por la sociedad que hace creer que estar solo es sinónimo de fracaso o de que una persona que es amargada y cruel. Nada más alejado de la realidad. Pensemos que si estamos solos es para poder renacer, descubrirnos, aprender de los errores.

Se tiene miedo a la soledad porque cuesta tomar responsabilidades. Es más fácil cargar de culpas a otro, que asumir las propias. En psicología de pareja se dice que la relación es 50 y 50: el otro es infiel, pero también has dejado de leer las señales. Son agresivos contigo, pero también has permitido malos tratos desde el principio.

Te diré algo, la soledad es una hermosa zona para ti. Incluso, si tienes pareja, es importante mantener un sitio para crecer en soledad. Porque no hacemos nada teniendo miedo a un espacio que no hemos conocido del todo.

Al final madurar es aprender a despedirse.



Deja tus comentarios aquí: