Mirar hacia adentro

Cada vez más ocupaciones y, muchas de las veces, preocupaciones. Afortunadamente, siempre contamos con una chispa que siempre enciende el motor y nos hace mantenernos activos. Siempre respondiendo. Y nada mejor que eso.

Sin embargo, esa carrera de la productividad muchas veces nos hace tropezar. Incluso si cumplimos con nuestras metas profesionales o personales. Siempre hay algún lado por donde se cojea.

¿Cómo establecer un orden que nos haga tropezar menos?

Medita: por más que te cueste creerlo, es una práctica que te hará desconectar por unos minutos, transcurridos los cuales tu mente estará más relajada y dispuesta a recibir información. No quita mucho tiempo y, en contra de lo que se cree, puede practicarse en cualquier lugar y a cualquier hora. Sólo basta que lo decidas.

Realiza alguna actividad deportiva: generará un flujo de energía que tu cuerpo necesita drenar, a la vez que te hace descansar mejor y rendir más en las horas de trabajo o de actividad doméstica. Ni hablar de los beneficios que reportará para tu organismo.

Vigila tu alimentación. Es muy fácil agarrar cualquier cosa –y lo que es peor, comprar en la calle- para saciar el hambre o los antojos. Estemos claros: una vez a la semana o a la quincena no te hará mal. Sin embargo, además de las consecuencias económicas, repetir las comidas en la calle no te traerá bienestar: es mejor que tengas el control de tu dieta, para lo cual tenemos muy buenas opciones en nuestra sección Lunes sin Carne.

Concilia. Lo más fácil siempre es explotar, atacar, “echar para afuera”. En las situaciones límite, lo más importante es mirar hacia adentro. Al contrario de lo que se dice –“no te guardes nada”- es recomendable revisar nuestra actitud hacia el problema y observar qué podemos hacer para así evitar arrepentirnos en el futuro.

Se trata de resistir. Recordar que siempre hay algo que vale la pena rescatar dentro de nosotros. Esto generará una onda expansiva de bienestar que hará que te conectes con personas que están en la misma onda, y así obtendrás mejores reacciones y respuestas allá donde vayas.

Y no te olvides de la música ni del arte. Son los mejores escudos/refugios/lugares en los que te puedes ubicar.



Deja tus comentarios aquí: