Misericordia para el alma

¿Qué es para ti la misericordia? El diccionario de la RAE lo define como “la virtud que inclina el ánimo a compadecerse de los trabajos y miserias ajenas”, un concepto bastante cercano al planteado por la Iglesia.

Etimológicamente, la palabra misericordia está relacionada a la capacidad de sentir la desdicha de otros. El término deriva de la unión de la palabra miser (miserable, en latín) y corcordis (corazón).

La misericordia es, entonces, una  muestra de empatía en su máxima expresión. ¿Se imaginan cómo sería el mundo si todos y cada uno de nosotros tuviese la gran capacidad de ponerse siempre en los zapatos de otros y ayudarle a superarse sin pedir nada a cambio? ¡Seguramente muchas cosas serían distintas!

En vista de esta necesidad de aumentar la empatía entre los prójimos, el Papa Francisco dio un fabuloso discurso en el que exhortó a la comunidad católica a tomarse una dosis diaria de Misericordina: medicina espiritual.

¿Saben cuáles son los ingredientes de esta medicina? Amor, perdón y fraternidad. Las muestras de Misericordina fueron repartidas a los fieles en la Plaza de San Pedro después del rezo del Ángelus que ofreció el Papa en esta plaza.

La caja de Misericordina tenía en su interior una imagen de la Divina Misericordia y un folleto explicando cómo se administra el medicamento. “Tómenla; hace bien al corazón, al alma y a toda la vida“, dijo el Papa.

Sin duda, el Papa Francisco tiene un espíritu lleno de mucha Inspirulina para compartir.

 



Deja tus comentarios aquí: