Mitos sobre el estrés

Del dicho al hecho puede existir una distancia abismal. Sabemos que existen muchísimas historias que se difunden sin parar aunque no hayan sido confirmadas. Por ejemplo, ¿cuántas veces hemos escuchado teorías sobre las supuestas causas, consecuencias y tratamientos del estrés?, ¡muchas!, pero no todo lo que se comenta es cierto. ¡Debes estar atento! Por eso hoy decidimos develar los mitos más comunes sobre esta reacción fisiológica, según el portal web de Huffington Post.

El estrés es causado por eventos negativos

Es cierto que algunas situaciones desagradables o traumáticas pueden generar estrés, pero ¿sabías que los sucesos felices también pueden afectar? ¡Pues, sí! No es el evento lo que tiene más importancia, sino la forma en que reaccionamos ante ellos. Cualquier situación -negativa o positiva- que altere nuestra rutina puede generarlo.

El estrés y la ansiedad son lo mismo

Este es, posiblemente, uno de los mitos más comunes. Aunque la diferencia no siempre es tan clara, el estrés es causado por alguna situación que lo haga sentir molesto o nervioso. Por su parte,  las causas de la ansiedad pueden ser desconocidas y sus efectos son, generalmente, más severos que los del estrés.

El alcohol reduce el estrés

Si te invitan unas copas para disminuir el estrés, deberías pensarlo dos veces. En un estudio de 2008 publicado en la revista Revista de Endocrinología Clínica y Metabolismo se explicó que el alcohol estimula la liberación de cortisol, la hormona del estrés.

Si no sientes los síntomas, no te afecta estrés

El estrés puede ser muy silencioso, y si es crónico puede contribuir con la aparición de algún tipo de cáncer o enfermedades cardíacas. Si una persona se enfrenta constantemente a situaciones estresantes, aunque no lo sienta, puede ser más propensa a sufrir accidentes cerebrovasculares, diabetes o aumentar los niveles de colesterol.

El estrés es un atributo de las personas exitosas

En este mundo tan agitado solemos  asociar esta reacción fisiológica con la productividad, pero ¿es necesario vivir con estrés para triunfar? ¡No! El hecho de vivir angustiados y tener muchas cosas por hacer no aumenta nuestro estatus, sino las preocupaciones.

Ahora que conoces los mitos y realidades sobre el estrés podrás tener más herramientas para enfrentarte a sus efectos. Recuerda tomarte las cosas con calma y confirmar las teorías que escuches desde ahora.



Deja tus comentarios aquí: