Mitos sobre la salud visual

Aunque el envejecimiento incrementa el riesgo de sufrir enfermedades graves y problemas de la visión, también es cierto que la puesta en marcha de medidas preventivas puede ayudar a protegerla del deterioro severo. Los exámenes regulares de los ojos son la piedra angular de la salud visual a cualquier edad. Lo aconsejable es no esperar a que aparezcan los defectos para consultar; vale la pena tener en cuenta que algunos problemas solo se detectan a través de un examen.

Sobre los ojos y la salud visual hay elementos de la cultura popular que están muy arraigados en la gente. Estos son diez de los mitos más frecuentes.

1. Mito: hacer ejercicios con los ojos puede demorar la necesidad de usar gafas.

Realidad: Ni mejoran ni preservan ni reducen la necesidad de usar lentes. La visión de una persona depende de muchos factores, incluidos la forma del ojo y la salud de sus tejidos, ninguno de los cuales se alteran, de manera significativa, con ejercicios.

2. Mito: leer con poca luz empeora la visión.

Realidad: Aunque esta práctica no afecta la visión, cansa los ojos más rápidamente. La mejor forma de ubicar una luz para leer es que esta caiga directamente sobre la página, no por encima del hombro.

3. Mito: comer zanahoria es bueno para los ojos.

Realidad: En esto hay algo de verdad. La zanahoria contiene vitamina A, pero las frutas frescas y las hortalizas de hojas verde oscuro, que tienen más vitaminas antioxidantes, como la C y la E, son mucho mejores.

Estas sustancias ayudan a proteger el ojo de algunas enfermedades como las cataratas y la degeneración macular vinculada a la vejez.

4. Mito: lo mejor es no usar gafas todo el tiempo; hacer pausas en el uso de gafas o lentes de contacto sirve para descansar los ojos.

Realidad: si necesita gafas para ver de lejos o leer, úselas, de lo contrario solo logrará que sus ojos se cansen. Utilizarlas no empeorará su visión ni le generará enfermedades.

5. Mito: permanecer todo el día frente a la pantalla del computador es malo para los ojos.

Realidad: aunque usar el computador no lesionará sus ojos, esta práctica puede causarle fatiga visual. Ajuste el brillo de la pantalla y si debe trabajar largos periodos, tome descansos breves cada hora, más o menos, para disminuir ese efecto.

6. Mito: si usa demasiado sus ojos, se gastarán.

Realidad: los ojos no se gastan. Usted los puede usar cuanto quiera.

7. Mito: sentarse muy cerca del televisor es malo para sus ojos.

Realidad: no hay prueba científica que indique que sentarse muy cerca del televisor es malo para sus ojos.

8. Mito: si usted necesita anteojos, sus ojos no están saludables.

Realidad: necesitar anteojos no tiene nada que ver con la salud de sus ojos. Usted simplemente tiene alguna variación normal en el tamaño, o forma del ojo o algún cambio que ocurre normalmente con la edad.

9. Mito: no hace falta hacerse un examen de los ojos hasta tener unos 40 a 50 años.

Realidad: las enfermedades de los ojos pueden ocurrir en cualquier momento. Cuando envejecemos, nuestros ojos corren más riesgo de desarrollar enfermedades.

10. Mito: si se juega a hacer bizco, los ojos se le quedarán así.

Realidad: no, contrariamente a lo que afirma el viejo dicho, los ojos no se quedarán permanentemente estrábicos por el hecho de ponerse bizco.

por Monika Yannarella



Deja tus comentarios aquí: