Momentos que importan – Parte 10: Y los botes llegaron

Y los botes llegaron

Durante el transcurso de la semana pasada arreglé mi calendario para atender muchas entrevistas. Con lo que estaba pasando al sureste de Texas y mis recientes eventos con la Cruz Roja Americana en South Padre Island and Harligen Texas, fui honrado al recibir la pregunta de cómo la Cruz Roja hace lo que hace en situaciones traumáticas y tener la oportunidad de hablar sobre mi experiencia y sobre lo que pensaba. Durante una de esas entrevistas con Darren Shearer en su podcast Cristianidad en los negocios, me di cuenta de que estaba haciendo la entrevista Los momentos decisivos de un líder desde Houston, durante la crisis y todo lo que sucedía a su alrededor. A medida que la entrevista avanzaba, comencé a darme cuenta de la gravedad de todo lo que estaba pasando a su alrededor y comencé a pensar en cómo todos los ciudadanos se mostraron en Texas, dejando a un lado sus egos y abriendo sus puertas para ayudar a aquellos en necesidad crítica, tal como sucedió aquel 15 de enero de 2009 cuando la crisis tocó la ciudad de Nueva York, y cómo los botes vinieron y obraron el milagro; y puede que haya habido un significado superior en todo esto.

A medida que la semana transcurría y veíamos las imágenes de personas de todo el país llevando sus botes a Houston y áreas aledañas para ayudar a los vecinos de Texas atrapados, me invitaron a estar en una entrevista con un rabino y un pastor para hablar sobre la fe en tiempos desafiantes. Hice mi investigación para prepararme para la entrevista, ya que nunca había estado con un rabino y un pastor al mismo tiempo. Lo que aprendí de mi investigación es que su programa trataba de la fe desde la perspectiva de ambos lados: el judaísmo y el cristianismo, con sus similitudes y diferencias. Cuando la entrevista comenzó, traje a colación el tema de cómo en el principio de los tiempos, el agua y los botes formaban parte integral de los milagros; empezando por Noé, siguiendo con Jesús y sus discípulos en sus botes hasta lo que pasó en el río Hudson, y hoy en día con las inundaciones en Texas. Creo que ellos no estaban preparados para mi intento de enlazar al judaísmo con el cristianismo y con lo que había pasado recientemente, pero a medida que la entrevista avanzaba compartí algo que siempre he dicho en muchas de mis presentaciones, y que (creo) los acercó a ambos. Cuando Jesús estaba en la cruz, una de sus últimas palabras fueron “Dios, mi Dios, ¿por qué me has abandonado?”, yo estaba seguro de que algunas personas en Texas y en el río Hudson dijeron lo mismo durante las crisis. ¿Por qué Jesús dijo eso en su último momento, así como en el último momento en el que se estrella un avión o en el último momento de una inundación masiva? Creo que Dios nos estaba diciendo “te has olvidado de qué y quién SOY”. Él nos tuvo que mostrar qué es un milagro, no importa si es en una cruz, o en el río Hudson o ahora en Texas para recordarnos que Él está aquí con nosotros en los buenos y malos momentos, y si tienes fe puedes estar y estarás en un mejor lugar. No importa si eres judío o cristiano, porque él enviará un bote en tus situaciones de necesidad. Creo que fue la primera vez que en una entrevista el anfitrión se quedó sin palabras, y no sé si fue un silencio bueno o malo, pero todo quedó en silencio rápidamente.

En toda charla que hago comparto una frase que leí después del milagro sobre el Hudson: “Skyles y Sullenberger tienen todo el crédito por haber amerizado; la tripulación y pasajeros se llevan el crédito de asegurarse de que todos salieran del avión, pero los verdaderos héroes del día fueron los primeros que respondieron y estos fueron los ferris de NY Waterways. Así como sucedió el 15 de enero de 2009, los héroes del huracán Harvey fueron los que respondieron trayendo sus botes para ayudar a sus vecinos. Lo mejor de la humanidad se muestra cuando la crisis golpea, sin importar en dónde y a quién afecta. Las organizaciones como la Cruz Roja Americana corren para asistir en tiempos de necesidad; es por ello que me siento tan honrado de hablar en su beneficio para decir “gracias” por todo lo que hicieron por mí y los otros 154 pasajeros del vuelo 1549 de US Airways aquel día, y ayudarles a recaudar fondos para aquellos que serán afectados en el futuro.

En mi charla TEDx Rebotando de vuelta, comparto mi creencia de que todo el mundo se enfrentará a su “accidente de avión personal” en algún momento de su vida. No sabemos cuándo o cómo o por qué sucederá, pero de seguro pasará. Organizaciones como la Cruz Roja estarán allí para ayudarte a ti y a tu familia cuando ese momento llegue, trayendo esperanza. Nuestros amigos en Texas están experimentando su “accidente de avión personal”, y necesitan esperanza. Por favor, téngalos en mente y a todos aquellos que podrán ser afectados, y den; si tienes sangre, dónala; si tienes tiempo, haz voluntariado, y si tienes fondos extras haz una donación, ya que no sabes cuándo llegará tu tiempo o, más importante aún, en el que tu familia pueda verse afectada. Pero ten la certeza que cuando ocurra, los botes vendrán y estarán allí para ti.

Hasta la próxima, y recuerda que ¡todos los MOMENTOS en tu vida IMPORTAN!

 

Traducción: María Teresa Febreiro

https://www.facebook.com/MTCCPTY/

[email protected]



Deja tus comentarios aquí: