Música para la salud y el bienestar

música para salud y el bienestar

La música tiene efectos maravillosos, nos produce bienestar y mejora nuestro desempeño. Escuchar cierto tipo de música como el rock o pop cuando hacemos ejercicios hace que aumente nuestra resistencia.

Para algunas personas resulta efectivo escuchar música de fondo cuando está estudiando, aunque otras se distraen y se reduce su rendimiento. Cerrar los ojos cuando escuchamos música nos hace sentir más emoción; también puede hacer que mejoremos nuestro vocabulario y, por ende, la forma en la que nos comunicamos.

Resulta muy beneficiosa, incluso para nuestra salud, ya que induce la secreción de endorfinas, las cuales ayudan a reducir el dolor, pues actúan como analgésicos.

De igual manera, la música suave ayuda a reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial; disminuye el estrés ayudando a ver el lado positivo en las complicaciones, e incluso, alivia las enfermedades que la ansiedad puede causar, desde un dolor de cabeza hasta el envejecimiento prematuro.

La música nos brinda tantas emociones que cuando escuchamos nuestro tema favorito, nos llenamos de optimismo y entusiasmo. Por eso escuchar música estimula tanto y nos hace sentir contentos.

Al escuchar música, se estimulan las ondas cerebrales, lo que permite mayor concentración y atención. Por ejemplo, un maestro que coloque música en el salón de clases sabe que esto enriquecerá los procesos sensoriales y cognitivos del cerebro, lo cual mejorará la capacidad de los estudiantes de procesar y retener información.

Además, la música permite que tengamos un sueño más profundo y reparador, lo que conlleva a una vida más saludable, plena y armoniosa.

Los grandes beneficios de escuchar música no llegan hasta ahí: también permite tener un estado de ánimo más alegre y alejar la depresión, ayudándonos a recordar momentos felices y olvidar por un momento los problemas, y ¿por qué no?, encontrar posibles soluciones.

La música tiene la capacidad de hacernos olvidar el aburrimiento o el cansancio. Nos ayuda a mantenernos activos y entretenidos mientras hacemos nuestras actividades.

Escuchar música a diario puede ser la diferencia entre un mal día y uno muy bueno. Para que no olvides escuchar tus temas favoritos, crea una lista en tu mp4, Ipod o smartphone; si tienes carro, lleva tus discos favoritos o también puedes crear tu lista de reproducción y guardarla en un pendrive. No te olvides de tus audífonos o súbele un poco al volumen mientras estás en tu oficina o atascado en el tráfico. Aprovecha los enormes beneficios que trae consigo algo tan sencillo y divertido como escuchar música.



Deja tus comentarios aquí: