Navidad es celebración… ¡no gordura!

Navidad es celebración… ¡no gordura!

Los días navideños tienen como excusa principal reunir a la familia en un ambiente cargado de nostalgias, tradiciones y de deseos de compartir regalos, comidas y bebidas. Es una época donde hasta los más anacoretas se verán librando una batalla para no sucumbir ante las tentaciones que incluyen las reuniones sociales navideñas. Para poder salir triunfantes de esta lucha necesitamos una estrategia y un plan elaborado con anticipación para así controlar un poco mejor lo que comeremos y beberemos durante estas fechas marcadas.

Una manera de racionalizar el asunto es manejarlo como si fuera una cuenta bancaria, es decir no gastar más de lo que podremos reponer, o aplicado a las calorías no ingerir más de las que vamos a quemar ya que en este caso el balance positivo se verá reflejado en kilos de más y rollitos en nuestro cuerpo.

Para ayudar a sobrevivir a esta situación he aquí unos tips que serán de mucha utilidad:

  1. Eliminemos los «adornos de las mesas»: Es muy típico que en las mesas servidas encontremos como parte de la decoración una gran variedad de nueces, salsas, dips, mantequilla o cremas. Si esto nos pasa, la recomendación es pasar de largo y no detenerse a probar, pues estas calorías solo engordan y no nutren, además nos van a quitar el chance de disfrutar los platos principales.
  2. ¿Tienes un smart phone? Perfecto usemos una de sus aplicaciones:  En estos tiempos existen una gran cantidad de recursos que nos ofrecen estos aparatos de los cuales cada vez dependemos más, pues les cuento que hay aplicaciones maravillosas donde podemos ir haciendo un diario de lo que comemos, cuantas calorías ingerimos y llevar un monitoreo de nuestro peso. Después de varios días practicando con estas aplicaciones vamos a estar mucho más conscientes de lo que  hemos comido y podemos comenzar un plan para quemar esas calorías extras sin tener que esperar al mes de Enero.
  3. La goma de mascar esta permitida: Si eres de los que no puedes tener la boca quieta, pues acude a este viejo truco, busca la mejor alternativa, sin azúcar y mantén una buena porción en la cartera o bolsillo.
  4. Seamos selectivos a la hora de comer: Sencillamente si no te mueres por el bocado que tienes en frente no te lo comas. De seguro encontrarás algo que realmente te gusta y lo disfrutaras más y tendrás menos remordimiento al comerlo. Dale prioridad a las comidas que no puedes disfrutar durante el año y deja de lado las que están disponibles todo el tiempo.
  5. No saltes comidas: come normalmente durante el día de la fiesta, así cuando llegues a la fiesta o cena, no estarás trepándote por las paredes del hambre y entonces será mucho mas fácil controlar las porciones y escoger las mejores opciones.
  6. «Take it easy»: A veces llegamos a la fiesta pensando solo en lo que vamos a comer y desde que comenzamos a saludar atacamos todo lo que hay de comer sobre la mesa. Esto además de ser de mala educación no es conveniente a la hora de controlar lo que comemos. Para que esto no suceda, comencemos tomándonos un vaso con agua si quieres con gas y unas gotas de jugo de limón, y después esperemos unos 20 minutos para acercarnos al bar y entonces disfrutemos lentamente el primer trago mientras evaluamos las opciones, y entonces finalmente escoger cuidadosamente lo que comeremos. Esto te hará la velada mas relajada.
  7. Agreguemos diversión: Pensemos en otras actividades mas divertidas que comer como juegos, bailar, recrear la tradición de navidad con oraciones, o canciones, construir un muñeco de nieve, etc.
  8. Alternar bebidas alcohólicas con agua: De esta manera bajaremos las calorías, disminuiremos la concentración del alcohol, le bajaremos la toxicidad a las mismas y no tendremos resaca al día siguiente… ¡pura ganancia!!
  9. Limita la variedad: Si podemos limitar a tener 2 a 3 diferentes grupos de alimentos en el plato mucho mejor. Está demostrado que la variedad estimula el apetito y podemos terminar comiendo mas de un plato a la vez.

Por último recuerden que las fiestas navideñas son mas que comida y trago. Existen razones maravillosas para disfrutar de la compañía de la familia y amigos.

¡FELICES NAVIDADES Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!!!



Deja tus comentarios aquí: