Navidad para él y ella

Vacaciones, viajes, hogar, hallacas, pan de jamón, ensalada de gallina, colas, compras, regalos, deudas, luces, gaitas, niños felices, padres agitados. Todo es parte del presente mes donde no sólo celebramos el nacimiento del Niño Jesús, sino también la llegada de un nuevo año. Teóricamente debemos estar inmersos en paz, alegría y amor.  Sin embargo, el corazón sigue latiendo y subjetivamente sintiendo. Para él y para ella es un nuevo escenario, circunstancias a favor o en contra de la conquista o el mantenimiento de una relación, según sea el caso.  Para esta oportunidad cercana a las festividades ofreceré un par de consejos de acuerdo a cada situación.

Hombre soltero: si usted actualmente está sin pareja, pero tiene una fémina en la mira, ella seguramente es hermosa.  Tal vez no lo sea para los demás, pero a usted le roba el aliento. Pues estas fechas son ideales para hacer “la movida”. Uno de los 3 elementos claves a los cuales me refiero para “Conquistar a una Mujer Bella” es el Episodio. El momento, la ocasión. El día de Navidad o Año Nuevo puede pasar algo memorable. Se trata de emociones a flor de piel, excitación, expectativa, todo aquello que pueda nublar la mirada de ella y presentarlo a usted como algo más que ese amigo, vecino o compañero. Debe aprovechar la energía del momento, el furor, la estimulación extra, el “alboroto”.  Es en ese instante cuando la luz del reflector cae sobre usted y a ella no le queda más remedio que contemplarlo y ser su admiradora número uno. No se duerma, la oportunidad es breve. Tiene un par de semanas para averiguar cuál regalo desea ella en verdad. Cómprelo, hágalo, busque la forma de que ella lo reciba gracias a usted. Obséquiele una tarjeta, invítela a comer una deliciosa cena navideña, sáquela a patinar o a caminar por lindos lugares con luces y adornos. Las grandes “guías de seducción” hablan de indiferencia y evitar la complacencia, pero estamos en diciembre, ¿dónde queda el espíritu navideño? Generosidad amigo, de niños esperábamos la mayor cantidad de regalos posible, no una lección de apatía que lejos de forjarnos el carácter podía traumatizarnos.  Aproveche el ambiente festivo y en su carta al Niño Jesús no olvide pedir el amor de aquella que ama.

Hombre con novia o esposa: En primer lugar, aplica lo anterior. Esmerarse con el obsequio navideño que, sin ser materialistas, es algo que ha quedado grabado en nuestro subconsciente como una mezcla de expectativa, felicidad y satisfacción.  Sea espléndido con ella. Basta con una tarjeta hecha por usted mismo con escarcha y algodón. ¿Tonto? ¿Cursi? La opinión de ella puede ser distinta. No permita que lo bajo o ausente de su presupuesto la deje con las manos vacías. Además, es época de utilidades, aguinaldos y vacaciones. Siempre hay oportunidad de una salida especial, cena, cine, teatro, concierto, ella sabrá apreciar el tiempo compartido. Salgan de la rutina. En estos días todo suele ser risas y sonrisas a excepción del bendito: “¿Dónde pasaremos el 24?” o “¿Dónde pasaremos el 31?”.  Si usted está casado o “casado” sabe que generalmente esto es un dilema. Ella lo quiere pasar con sus padres, usted con los suyos, los niños tienen sus propias demandas, los adolescentes ya quieren irse por su lado. Amigo, aquí aplique la máxima: Paciencia…  Respire, no se altere, maneje las indecisiones de ella con maestría, aplique la psicología inversa que suele ser altamente efectiva en estos casos y negocie. Deben entender que su prioridad es el núcleo familiar formado por ambos dos, no deberían discutir ni molestarse a causa de otros núcleos ascendentes.  Antes o después de “las 12” toda la familia puede alternar compañía y felicidad.

Mujer soltera: Amiga, usted no va a estar “sola” en las Navidades. En la mayoría de los casos va a estar rodeado de familia, [email protected] y [email protected] que le ofrecerán una grata compañía durante las fiestas. Evite concentrarse en el hecho de que recibe otro año sin su “príncipe azul”. No coma litros de helado frente al televisor ni llore en posición fetal al ducharse, la vida no llega a su fin, por el contrario, un año nuevo se avecina con buenas expectativas y grandes esperanzas. Disfrute su estado civil, confíe en la perfección del tiempo y el diseño universal, tenga fe… Si no se siente identificada con lo que está leyendo porque es una fémina plena, independiente y de temperamento estable, la felicito, usted y las otras 2 serán la luz que ilumine el lugar donde decidan pasar el 24 o el 31, las otras posiblemente atormenten a sus amigas o amigos unos días antes preguntándoles si es buena idea llamar a uno de sus recientes exs para no estar “más sola que la una”. Mi invitación es a reír, bailar y vivir la vida. La felicidad es una decisión, cuestión de actitud. Si usted no puede generarla por sí misma, fácilmente se la pueden contagiar los niños y demás presentes en la celebración. De lo contrario, al menos evite propagar su tristeza y autocompasión que, al fin y al cabo es una ilusión. Usted es bella, simpática, tiene gente que la quiere, eso es real. Aquel que no está, no existe, le dedica energía a algo ficticio y eso fácilmente se puede convertir en un vicio. Además, si se siente tan sola, sencillamente preste atención a quién se manifiesta en esos días. Cuál es el más atento, el que manda un mensaje a la hora justa, el que regala el detalle más peculiar. Si estuvo ciega durante todo el año, abra los ojos antes de que termine y valore los gestos de quien la aprecia en verdad. De cualquier forma, disfrute las fechas.  Imagine que Dios puso a cada uno de los presentes, los platos de comida, las luces, los regalos y la música, especialmente para usted, como si fuera su hija consentida…

Navidad para Él y Ella 1Mujer con novio o esposo: La pareja no necesariamente le garantiza felicidad, ¿cierto?  Irónico… Usted puede compadecerse de su amiga soltera que está triste sentada en una esquina o puede envidiar despiadadamente a otra que está allí, en medio de la sala, bailando reguetón con todos los otros hombres solteros de la fiesta, mientras usted está junto a su “marí’o” que la puso de mal humor apurándola para arreglarse cuando sólo tenían dos horas de atraso. Todo es relativo. ¿De qué forma objetiva puede definirse quién es más afortunado que quién?  Tratando de especular, puedo decirle que al menos tiene alguien a quien besar cuando den las 12, dormirá abrazada la noche de Navidad y la primera noche de año nuevo, además, si está bendecida con hijos, el amor recibido se multiplica exponencialmente. Si aún tiene dudas, yo se lo digo, la afortunada es usted. Por supuesto que han de existir fallas, es lo más natural en una relación donde participan seres tan diferentes, parece un diseño sádico de la naturaleza, pero así funciona la vida.  Aumente su tolerancia, vea con amor a su pareja, valore su esfuerzo por proveer, cuidar y complacer. En mayor o menor medida, él lo intenta. Si cree que no es suficiente, invítelo al diálogo, “trabaje” por lograr un avance en estas fechas que dure hasta el próximo año. Réstele importancia a dónde harán, cuándo harán y con quién harán, ustedes tan sólo hagan… Embriáguense, coman, bailen, compartan, recuerden que esta es la mejor época del año y, si creen en el destino, se encuentran junto a la mejor persona posible.

Por último, debo decirle a [email protected] que el regalo perfecto para estas Navidades es el Libro: “Misteriosos son los caminos del Señor…  Pero más misteriosos aún son los caminos de la señora…”. Les resultará provechoso adquirir u obsequiar esta Guía Práctica para hacer Feliz a una Mujer…  (o a varias…). Útil para los hombres. Interesante para las mujeres.

¡Felices Fiestas!



Deja tus comentarios aquí: