Neuronas espejo y conexión mental: donde nace la empatía

Neuronas espejo y conexión mental: donde nace la empatía

¿Por qué sientes identificación con ciertas personas, y con otras no? ¿Cómo influye la opinión de una persona sobre lo que piensas acerca de algo? ¿Por qué cuando alguien bosteza dan ganas de hacer lo mismo? ¿Cómo aprenden los bebés? Todo se debe a un complejo proceso cerebral producido por las neuronas espejo, que permiten las conexiones mentales, la identificación con acciones de los demás y la imitación.

Las neuronas espejo (también llamadas especulares) son células nerviosas del cerebro que están diseñadas para activarse cuando observas cualquier situación que, en forma inconsciente, despierta tu atención y provoca que la imites.

Como imitan internamente aquello que estás observando, te reflejan la sensación de aquel otro como tuya; por eso los científicos les han llamado “neuronas espejo”.

Este funcionamiento es la base de la conexión con otras personas, y de la empatía, la capacidad de ponerte en sus zapatos.

  • Un descubrimiento bastante reciente

Las neuronas espejo fueron reveladas en 1996 en la Universidad de Parma, cuando un grupo de neurocientíficos encabezados por Giacomo Rizzolatti las descubrieron a partir de un estudio de observación del comportamiento cerebral en monos. Colocaron unos electrodos en la corteza frontal inferior del cerebro. En su estudio descubrieron que había ciertas neuronas que se activaban cuando un primate se movía en busca de comida o agarrar algo.

El cerebro de estos animales funcionaba como reflejado, no solo en sus movimientos, sino en las intenciones de uno y otro.

  • Desde bebés

Las neurociencias estiman que las neuronas espejo están desde el nacimiento, aunque comienzan a activarse más claramente desde los tres meses. Es justo entonces cuando el bebé imita gestos, movimientos que les enseñan y conductas; por ejemplo, la risa, hacer un mohín determinado ante un estímulo, o sacar la lengua.

Lo sorprendente es que el funcionamiento de las neuronas espejo no se limita al movimiento imitativo, sino a sentir prácticamente lo mismo o muy parecido a la otra persona. Profundizando, los científicos descubrieron que encienden un área específica del cerebro que es la que facilita los vínculos con otros seres.

La imitación es un ejemplo claro de conexión de las neuronas y lo que llamamos memoria, que es la acción de almacenar cierta información para reproducirla en algún otro momento

  • La utilidad de las neuronas espejo

Además de la imitación y la empatía, las neuronas espejo cumplen otras funciones esenciales en el proceso de dar significado a las experiencias de la vida, entre ellos:

  • Poder comprender lo que siente el otro, y acompañarlo en forma activa (sentimiento de compasión).
  • Percibir las intenciones de los demás.
  • Influir de manera más asertiva.
  • Escoger mejor con qué tipo de personas te relacionas y qué permeabilidad tienes en tus elecciones de vida.
  • Dotar de habilidad a las relaciones sociales, por cuanto te permite reconocerte en otro desde los primeros segundos de conocerlo. Luego decidirás si acercarte o no.
  • Acercar cierta noción de conocimiento sobre cómo piensa y se mueve otra persona.
  • Aprender a partir del ejemplo y las acciones de los demás.
  • Estimular, motivar y liderar equipos, a partir de la capacidad de generar vínculos espejo que, si son virtuosos, conllevarán beneficios para todos.
  • Desarrollar herramientas novedosas para compartir conocimiento, como las que surgen de la neuroeducación, centrada en la educación emocional de las personas. Esto permite que no solo seamos enciclopedias caminando, sino también dar significado a lo que se siente y se piensa.
  • Aplicar mayores dosis de curiosidad e interés por aprender, entender y decodificar el mundo propio y el de los demás, para sumar experiencias de mutuo beneficio. Esto te conduce a un mayor nivel de aceptación, integración y acercamiento al universo del otro, para tener visiones alternativas de la vida más allá de las creencias y paradigmas que tengas.


Deja tus comentarios aquí: