No creas en cuentos, hay algo más detrás de las casualidades

No creas en cuentos, hay algo más detrás de las casualidades

Quítate la venda de los ojos: las casualidades no existen. Y discúlpame por ser así de directa, pero vale la pena que sepas todo lo que las casualidades no son.

¿Alguna vez estabas pensando en alguien y de pronto apareció, de la nada, aunque fuera remota la posibilidad de que se encontraran? ¿Pensabas en viajar a algún lugar y, súbitamente, te contacta un viejo amigo que se ha mudado a esa ciudad?

Podría pasar todo el día contándote eventos así, cosas que parecen suceder por suerte. Algunos son tan sorprendentes, que pueden llegar a darte miedo. Miedo a lo desconocido, y es normal.

De alguna forma, te has acostumbrado a restar importancia a estos sucesos simultáneos. Se ve mal que creas en magia, presagios, señales o cualquier otra explicación para cosas que suceden y que, a veces, honestamente, dejan sorprendidos hasta al más desconfiado. Pero, en el fondo, siempre has sospechado que hay algo más allá detrás de eso.

Llamamos casualidades a esos eventos que no podemos explicar

Es una tentación muy común. Es más fácil ignorar las razones que pueden estar detrás de que dos personas se encuentren sobre un puente en un lejano país y no en el mismo edificio de oficinas al que ambos asisten a diario. Pero grandes intelectuales a lo largo de la historia han decidido abordar estos fenómenos y estudiarlos.

¿Estás preparado para descubrir lo que pasaba frente a tus ojos y antes no podías ver?

Entonces, abre ya mi nuevo video, porque este es un tema que te va a revelar cosas fascinantes y que tú puedes usar a tu favor.

En el trabajo, con tu familia, en el amor, en tus finanzas, todos esos misteriosos acontecimientos tienen un propósito, y cuando veas este video aprenderás mi método personal para reconocerlos y beneficiarte de ellos.

Deja las redes sociales un rato. Invierte estos pocos minutos en ver mi nuevo video y conocer ese poder que puedes tener sobre tu propia vida mientras:

-Desarrollas nuevos aspectos de tu percepción.
-Recuperas tu alineación.
-Mejoras tu atención selectiva.
-Conectas con tu intuición.
-Encuentras equilibrio y paz mental.

No es una casualidad que leyeras mi mensaje en este momento. Aprende a mirar de otra manera todo lo que sucede a tu alrededor.

Cuéntame de ti, me interesa saber: ¿has sospechado que las casualidades no existen? ¿Por qué?

Amé compartir contigo.
Vanessa.

Foto de Aaina Sharma en Unsplash.



Deja tus comentarios aquí: