No es lo mismo escuela que educación

«El maestro que camina a la sombra del atrio del templo no da su sabiduría sino su fe y su ternura, y si es sabio tal maestro no os conduce al lugar de su sabiduría sino al umbral de tu propia mente…porque la visión de un hombre no puede prestar sus alas a otro hombre». Gibran Jalil Gibran, El Profeta.

A finales de los 90 me fue asignado un proyecto para mejorar las escuelas de la empresa en la cual trabajaba, eran 5 escuelas para hijos de los trabajadores. Para ese hermoso proyecto elegí a la joven urbanista Karla Marcano de Becker para coordinarlo, y logró con excelencia proponer un enfoque estratégico que proyectara nuestras escuelas para educar a los futuros empleados del siglo XXI.

Aprendimos mucho, el enfoque de nuestra admirada venezolana Margarita de Sánchez, los proyectos mundiales en materia de educación de las empresas consultoras Andersen y Gallup, y maravillosas herramientas en tecnología educativa. Nos tocó negociar con sindicatos y el status quo, para poder crear la infraestructura mental, física, emocional y de inmuebles que nos permitiera migrar hacia este modelo.

La experiencia me hizo regresar a mis ideas juveniles de mi tesis de pregrado, junto a mis compañeras habíamos demostrado las diferencias significativas a favor de la llamada educación no tradicional sobre la tradicional, medidas por el Sistema de Objetivos Educacionales de Bloom, (García, Pulgar y Suárez, Escuela de Psicología UCAB, 1975).

ed-prohibida2¿A qué viene toda esta historia? Porque quiero invitarles a que tomen un par de horas de sus ocupadas vidas para ver, comentar, analizar, cuestionar este documental que tiene por objeto la reflexión sobre la diferencia entre los resultados obtenidos en la mayoría de los procesos educativos formales y los objetivos educativos que nos habíamos propuestos, el link http://www.educacionprohibida.com

Quizás a muchos de ustedes les va a parecer que esto que proyecta esta película cuyos desarrolladores nos estimulan a divulgar y compartir nos va a llevar al Caos, la principal razón es porque hemos sido educados en un medio programado y donde los paradigmas de eficiencia, orden y control nos llevan a la productividad y al progreso.

Si esto les pasa y les entra como miedo, ira y grandes inquietudes, les invito a que realicen el siguiente ejercicio, tanto si tienen hijos o no:

  • Te es asignado un recién nacido y tu objetivo es desarrollar el máximo de su potencial, ¿cuál es tu plan?

La reacción de muchos es hacerme la siguiente pregunta: Y tú Marisol ¿qué hiciste?, ¿qué logros obtuviste?, aquí mi respuesta:

Más de una vez estuve tentada a sacar a mis hijos del sistema educativo formal, pero nunca tuve el coraje para hacerlo, pero si busqué aquellos institutos que les permitían lo más posible pensar por si mismos y explorar el mundo, aún estos institutos eran tan poco motivantes que todas las mañanas tenía que arrojarlos literalmente del carro cuando llegaban a la puerta del colegio, pero fuera de ella eran unas esponjas activas, en esos momentos pensaba con tristeza sobre el esfuerzo que tenía que realizar los educadores para competir con todos los estímulos que tenían a mano los niños fuera de la escuela.

Los resultados me tienen sumamente orgullosa y satisfecha, son seres humanos reconocidos en sus grupos de referencia como buenas personas, honrados e íntegros, responsables, creativos, cariñosos y sensibles. No hay método para ello, solo amor, paciencia y buen humor, todo dentro de una maraña de ensayo y error.

Pero logré mi objetivo y tú ¿qué quieres lograr?

 



Deja tus comentarios aquí: