¡No necesitas pastillas para mejorar tu lactancia!

Con mucha ligereza se receta Domperidona y Primperán para que las madres «produzcan más leche», en especial el comentario de una seguidora en Instagram quien escribió que su asesora de lactancia fue quien le recetó.

Las consejeras de lactancia no somos médicos, por tanto no estamos facultadas para recetar medicinas, así que, por favor, antes de ingerir cualquier medicamento pregunten a un especialista, hay consejeras y médicos a la vez, pero no es el común denominador.

Las consejeras de lactancia certificadas por la UNICEF estamos para explicarles a las madres que solo ellas y sus cuerpos son suficientes para sustentar a sus hijos, estamos para explicar los mecanismos naturales de producción de leche materna y para responder todas las dudas que se tienen sobre la lactancia. Todo lo contrario logramos si le hacemos creer a una madre que una pastilla diseñada para evitar vómitos y que tiene como uno de sus efectos secundarios subir la prolactina, es su solución para aumentar la producción de leche.

La prolactina, hormona que produce la leche, puede subir con estas pastillas o por alguna alteración hormonal en la mujer, sin importar que tenga bebé o no. De hecho, pueden preguntarle a cualquier mujer que haya tenido alguna dificultad para tener bebés y la prolactina podía formar parte de sus hormonas altas, sin embargo esa mujer no andaba botando leche a raudales por sus pechos.

La hormona prolactina sube naturalmente cuando tenemos bebé para poder sustentarlos y la succión de nuestros hijos activa también la oxitocina que hace que salga la leche.

Conclusión, si tenemos la máquina perfecta de producción de leche no necesitamos pastillas para producir más. Diferente es si una madre está separada de su hijo recién nacido y requiere extraer o tiene alguna emergencia, y en esos casos solo los médicos deben evaluar y son los médicos quienes deben recetar. Recuerda, a mayor succión, mayor producción de leche materna.



Deja tus comentarios aquí: