No te apresures en controlar

Cada cosa tiene su tiempo y aunque lo sepamos caemos en la trampa de querer controlarlo todo.

Gran parte de nuestras angustias radican en esta trampa del control y por eso nos desgastamos porque no respetamos el fluir natural de las cosas.

Aquella relación que no termina de cuajar, aquel empleo del que no me terminan de llamar y así podríamos enumerar un sinfín de situaciones de las que no escapamos.

Hay un orden natural en todo aunque sea invisible a nuestros ojos. Eso no quiere decir que nos vamos a quedar sentados esperando a que todo suceda porque ya sabemos que desde esa actitud no sucede nada.

Lo que quiero compartir contigo hoy es que una vez que sales al ruedo e intentas lograr lo que sueñas puede que tus anhelos tarden lo que tengan que tardarse en cumplirse. Porque  hay una armonía universal que nos involucra a todos. Hay dichos muy bonitos de que Dios te sostiene y el Universo conspira para que se den tus metas. Pero no sólo te sostiene a ti, nos sostiene a todos. Así que hay que saber bailar la danza de la vida respetando tu tiempo y el de los demás.

Conversaba con mí maestro y complemento Walter Torres sobre el fluir de las cosas y reflexionamos sobre la frase: El lugar está en ti. Constantemente caminamos hacia “el lugar perfecto” ya sea la relación, el país, el hogar, sin darnos cuenta que ese lugar o estado de consciencia ya viaja con nosotros.

Pero nos esforzamos en atesorarlo afuera, en controlar a los demás para que sean como queremos, nos empeñamos en tomar un recorrido no entendiendo a veces que el universo da señales para que no sigas por allí y luego nos molestamos porque las cosas no son como queríamos.

Te invito a un ejercicio difícil y lo sé. Te invitamos a que pruebes soltar el control. Como cuando haces el ejercicio de dejarte caer y hay un compañero listo para atajarte a tus espaldas. Estás sostenido por algo más grande, por Dios, por la energía del universo, por la luz en la que creas. Prueba a soltar las expectativas.

Cuando vamos con expectativas a todo, no estamos presentes porque nuestra mente ya hizo una película de lo que queríamos ver, entonces te pierdes de la película que en verdad está sucediendo. Prueba a vivir tu presente tal como es,  transfórmalo desde tus creencias más positivas. A veces controlamos por miedo a perder.

Te mereces todo el Amor y todo el apoyo. Suelta aquello que es tóxico, suelta la lucha porque tienes una carrera contra el tiempo y contra todo aquello que no puedes controlar. Estoy más que segura que vendrán momentos y situaciones mejores si te das la oportunidad de confiar en tu Ser y en tu adulto sabio.



Deja tus comentarios aquí: