Guía de ejercicios para embarazadas y consejos para estar saludable

Hemos de reconocer que el embarazo es una etapa complicada a la hora de realizar actividad física, cada embarazada es diferente y está sujeta a condiciones específicas. A la hora de recomendar ejercicio físico tenemos que ser conscientes de todo ello antes de empezar a entrenar.

En mi opinión, el factor principal que debemos atender es si se tiene experiencia en entrenamiento, no es igual una mujer que antes de quedar embarazada ya hacía ejercicio de forma regular, que una que nunca lo hizo.

El embarazo es un buen momento (si no existen contraindicaciones para la práctica deportiva) para fortalecer determinadas áreas del cuerpo, por ejemplo: piernas, caderas, espalda, importantes durante todo el embarazo y el parto.

Siempre se recomienda tener en cuenta las limitaciones personales y no exigirse demasiado, la idea es moverse, evitar la ganancia excesiva de peso y fortalecer la musculatura para evitar molestias durante esta etapa de la vida.

Si antes de quedar embarazada ya eras deportista y tu ginecólogo lo considera oportuno, puedes mantener tu actividad física sin problema, pero si no habías practicado deporte antes, lo mejor es que realices ejercicio suave, sin impacto sobre las articulaciones, ni un aumento excesivo de la frecuencia cardiaca. Varias son las actividades que puedes realizar y cumplen estos requisitos.

Rutina de ejercicios para embarazadas

Caminata: largos paseos te ayudarán a poner en funcionamiento tu sistema cardiovascular, además de ir colocando poco a poco al bebé (en las últimas semanas de gestación) en una posición adecuada para su salida durante el parto.

Natación: trata de hacerlo sin prisas y sobre todo ejercitando las piernas. La sensación de ingravidez que ofrece el agua se hará muy agradable cuando tu embarazo esté un poco más avanzado.

Gimnasia en la piscina: no me refiero a natación sin más, sino a clases de aquagym o aquafitness, sobre todo durante el primer y el segundo trimestre, para ayudarte a fortalecer tu tren inferior, espalda y abdomen.

Gimnasia de mantenimiento: en todos los gimnasios existe esta actividad y es un modo fácil y divertido de fortalecer tus músculos.

Actividades específicas para embarazadas: puedes probar con yoga para embarazadas, pilates para embarazadas, etc. Busca en el horario de actividades de tu gimnasio y no dudes de entrar en la clase.

Cuando des el paso y comiences una de estas actividades, mejor si será si lo haces supervisada por un especialista. Si no es una actividad específica para embarazadas, asegúrate de comunicar al instructor tu estado, así podrá ofrecer variantes a algunos ejercicios si lo considera necesario.

¡Felices agujetas!

por Alberto Lázaro

Fuente Original: http://www.sanasana.com/blog/es/guia-de-ejercicios-embarazadas-y-consejos-estar-saludable/



Deja tus comentarios aquí: