Nuestro lado luminoso

“Nadie puede ser rescatado de su tragedia si antes no decide rescatarse a sí mismo”. Cesar Ibáñez, 2010

El reciente rescate de los mineros peruanos me hizo recordar el 14 de octubre de 2010, fecha en la cual todos sentimos la emoción mundial por el rescate de los mineros chilenos. Esta experiencia compartida de solidaridad, oraciones y éxito, luego del esfuerzo sostenido ha marcado a muchísimas personas.

Alguien me decía que cualquier preocupación luce pequeña al lado de las dificultades de los  33 mineros sometidos a un largo encierro lleno de riesgos. ¿Qué permitió que fuesen capaces de organizarse dentro del espacio al cual estaban confinados?, ¿cómo fue la experiencia?, ¿qué sentiría cada uno en la cápsula? especialmente aquel que quedó de último solo esperando su turno.

Personalmente pienso que la situación hizo emerger líderes efectivos, pero mucho más importante, cada uno fue líder de sí mismo, como dicen Goleman, Boyatzis y Mc Kee: ‘conocerse a sí mismo’, ‘gerenciarse a sí mismo’. La fe, la esperanza, la paciencia, la tolerancia, la orientación al logro y el trabajo en equipo. Una característica resaltante de los líderes efectivos es la resiliencia, al igual que los investigadores y los desarrolladores de tecnología, es hacer posible lo que imaginamos, pues lo que imaginamos, en manos de personas inteligentes, se vuelve acción en beneficio de todos.

minero1-1La experiencia de los mineros chilenos narrada en el libro “Los 33 de Atacama y su rescate”, fue escrito por Claudio Ibáñez, especialista en resiliencia y Director del Instituto Chileno de Inteligencia Emocional, quien nos hará el honor de participar como invitado en el II CONGRESO VENEZOLANO DE PSICOLOGIA POSITIVA que se celebrará los días 8 y 9 de junio en la Universidad Metropolitana de Caracas. Por cierto, el Dr. Ibáñez acaba de publicar un nuevo libro: “Nuestro lado luminoso”, obra en castellano en la cual describe con detalle los 12 primeros años de la Psicología Positiva.

La resiliencia es “la capacidad de recuperación ante las adversidades vividas, aprender de ellas y convertirte en una mejor persona”. (Henderson, 2003), o como dice el Dr. Ibáñez, es activar las emociones positivas para salir airosos de una situación de experiencia limite. La resiliencia tiene su componente genético pero el aprendizaje y el modelaje del entorno es el gran ‘elicitador’ de desarrollo de esta fortaleza.

Una excelente referencia es el libro “Pase lo que pase no es el fin del mundo”,  escrito por la doctora Joan Borysenko, lo mejor es el lenguaje sencillo en el abordaje de este complejo e importante aspecto de nuestro bienestar.

Para conocer más sobre la Psicología Positiva les recomiendo la excelente entrevista realizada por Eli Bravo a Maria Elena Garassini, presidenta de la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva, cuyo postcast pueden disfrutar,  aquí en nuestro site de Inspirulina.

 



Deja tus comentarios aquí: