Objetivo felicidad

Hoy tuve una dosis de Inspirulina y quise compartir esto con toda la comunidad. Dice la sabiduría popular «la felicidad no es un destino, es un camino». Y como de costumbre no se equivoca. Los seres humanos siempre estamos en búsqueda de la felicidad y en ese buscar, muchas veces nos perdemos y posponemos lo que andamos buscando desesperadamente. «Cuando me gradúe, seré feliz», «Cuando me enamore, seré feliz», «Cuando me case, seré feliz», «Cuando sea exitoso, seré feliz». Y así la felicidad se nos convierte en una serie de excusas para no serlo, en una constante y recurrente manera de dejarlo para después. No entendemos, como dice la frase inicial, que la felicidad ES el camino, que precisamente primero debemos ser felices y todo lo demás vendrá por añadidura. Entonces, el «secreto» del éxito es ser feliz y para ser feliz debemos vivir AQUÍ Y AHORA y sobretodo, vivir profundamente agradecidos con la vida y todo lo que ella nos ofrece, los buenos momentos y los no tan buenos. Sin embargo, lo primordial es decidir y decretar de manera consciente que la felicidad sea un objetivo claro y concreto, no que se quiere alcanzar en un momento o situación determinada, sino que se va logrando y disfrutando durante toda la vida.

la-felicidad-no-es-una-estacion-de-llegada-sino-un-modo-de-viajar



Deja tus comentarios aquí: