Osteoporosis y menopausia

La osteoporosis y la menopausia son condiciones que ocurren en la edad madura. La menopausia es el nombre utilizado para referirse a la última menstruación de la mujer, la cual puede presentarse entre los 45 y 55 años debido a la disminución de la producción de estrógeno y progesterona.

Por otro lado, la osteoporosis es la descalcificación del hueso, ya sea producto de la falta de absorción de calcio o por causas genéticas.

Tomando en cuenta que estos procesos pueden darse al mismo tiempo, los síntomas generalmente son:

  • Fragilidad y debilidad de los huesos, especialmente en el área de la muñeca, cadera y columna.
  • Fracturas.
  • Calores inesperados.
  • Mareos y cansancio.
  • Insomnio frecuente e irritabilidad.

El diagnóstico de la menopausia se realiza en el momento en que han pasado doce meses desde la última regla. Para aliviar los síntomas existen distintos tratamientos. Estos generalmente se basan en un control hormonal a base de sustitutos del estrógeno y la progesterona, ya que por la menopausia el cuerpo deja de producirlos.

Ingerir estas hormonas puede traer efectos positivos y negativos. Entre los positivos se encuentra la reducción del riego de padecer de cáncer de colon y osteoporosis; entre los negativos la formación de coágulos en la sangre, enfermedades de la vesícula o cáncer de seno.

Cuando también hay osteoporosis los tratamientos más comunes se basan en la ingesta de alimentos y bebidas que contengan calcio y vitamina D. También es importante, aparte de la dieta saludable, mantener una rutina diaria de ejercicios como correr o caminar, para evitar debilidad del hueso y la correcta absorción del calcio.

Si estás enfrentando algunos de los síntomas o sientes que ya estás entrando en el proceso de menopausia, consulta con tu médico para que puedas tener el tratamiento adecuado.

También puedes tomar en cuenta los siguientes consejos:

  1. Llevar una dieta nutritiva y rica en proteínas, sodio y fósforo.
  2. Disminuir el consumo de café.
  3. Tomar el sol para obtener vitamina D.
  4. Realizar ejercicios diariamente.
  5. Eliminar o disminuir el consumo de tabaco.


Deja tus comentarios aquí: