Papá embarazado

Cada vez que salía embarazada y se iniciaba mi revolución hormonal mi esposo comenzaba a tener episodios de ataques de hambre nocturnos. Es posible que la pareja esté viviendo síntomas, al igual que la mujer en estado gestacional, de nauseas y mareos, sueño e incluso calambres. Con mi primer embarazo se lo atribuía a la ansiedad por ese nuevo mundo que íbamos a descubrir, luego aprendí que lo que estaba viviendo el futuro papá es lo que se conoce como Síndrome Couvade o embarazo empático.

Couvade viene de la palabra francesa couver, que significa incubar y criar. Algunos especialistas lo atribuyen a un proceso puramente psicológico, en especial en aquellas parejas de una relación muy armónica o aquellas que han tenido dificultades para lograr el embarazo. También hay un grupo de científicos que aseguran que la mujer exuda, de manera imperceptible, algunas hormonas típicas de la gestación y que el hombre recibe y le hace reaccionar como nosotras. Vamos, no es que lleva un bebé en su barriga al igual que tú, pero sin duda los nervios y las emociones son compartidas y esto los hace experimentar ciertos síntomas. Así que ya sabes, puedes decirle a tus amigas que él también está embarazado.

El Síndrome de Couvade puede evidenciarse en el primer o en el último trimestre y desaparece con el nacimiento del bebé. Así que papá, si te sientes un poco mal, aplica los mismos consejos que le damos a ella, ten a mano galletas y frutas para la ansiedad matutina, come 5 veces al día, tres comidas principales y dos meriendas, descansa si tienes sueño y controla los antojos.

¡Sólo son 40 semanas! No te desesperes y sonríe que vas a ser papá y nosotras vamos a ser mamá.



Deja tus comentarios aquí: