Para cumplir mis resoluciones de fin de año

Aún si no somos participes de tradiciones, el terminar de un año y empezar otro puede darnos la sensación de comenzar de nuevo algo o en algún aspecto o querer mejorar algo para el año siguiente.

De ahí viene el deseo que nos hace tomar resoluciones.

La palabra Resolución se define como «Decisión que se toma después de considerar todos los factores de un problema o duda. Determinación y seguridad para hacer una cosa».

Resolución viene de resolver.

¿Por qué a veces no logramos las metas que nos planteamos para el siguiente año?

¿Y qué implica la meta? ¿Necesitas cambiar maneras de pensar, modificar costumbres, superar algún temor?

Metas nuevas y pensamientos y programas mentales viejos no guardan ninguna congruencia.

Si quieres poder llevar a cabo tu resolución primero debe ser mas que una simple aspiración anotada en tu agenda mientras sigues reincidiendo en las mismas palabras que son órdenes a tu cerebro.

Debes revisar si es realmente importante para ti y hacerte una visión de ello constantemente, esto te mantendrá motivado y más dispuesto, de modo que, facilitará que tus acciones vayan en consonancia con esta resolución.

Cito del genio Anthony Robbins: «Si quieres tomar la isla, quemas tus botes. Porque al quemar esas naves no hay camino atrás y vas a conseguir la forma de que las cosas sucedan. Cuando resuelves «Así es como va a suceder» cortas el resto de las posibilidades excepto a lo que estas comprometido».

Toma esto en cuenta y me cuentas como te fue.



Deja tus comentarios aquí: