Para la educación, el futuro es hoy

Nada es estático, todo cambia y el cambio que necesita la educación de nuestros hijos debe ser ahora, no mañana, porque mañana ya será tarde.