Para triunfar todos debemos ser líderes

Según estudios de la consultora gerencial McKinsey & Company, excelente estrategias fallan en su implementación, no se aprovechadas grandes oportunidades, emprendimientos que deberían ser exitosos fracasan pero pocas compañías aceptan la verdadera razón de estos fracasos.

Muchas compañías creen que los cambios en el entorno, sus errores al ejecutar adecuadamente las tácticas necesarias para lograr la estrategia, y la falta de los activos y recursos necesarios son las razones de estos fracasos.

Pocas compañías reconocen que la falta de liderazgo es la razón fundamental del fracaso de las estrategias. En el mundo una de las razones principales de los fracasos, la ineficiencia, la baja rentabilidad y la falta de competitividad de muchas empresas y emprendimientos es la falta de liderazgo. En el 2005 la consultora McKinsey and Company afirmaba que de 3%-5% de los empleados de la compañía debían ser líderes para que la compañía fuera exitosa.

Los nuevos estudios de la consultora McKinsey and Company en el 2013 demuestran para triunfar en este entorno cambiante ya no solo el 3%-5% de los empleados deben ser líderes sino que se necesita que todos los empleados de la compañía sean líderes. Líderes capaces de tomar decisiones a tiempo que se ajusten a los cambios y las nuevas realidades.

Según las teorías del profesor Gary Hamel de las Universidades de Michigan, Harvard Business School y London Business School las organizaciones deben redistribuir  el liderazgo a todos los niveles de la organización, redistribuir la toma de decisiones y el poder en la organización a todos los niveles, y modificar el papel de la alta gerencia en la toma de decisiones.

En un ambiente cambiante, las decisiones tienen que ser tomadas rápidamente. Actualmente, en las organizaciones se le exige a pocas personas en la alta gerencia a tomar la mayoría de las decisiones mientras que se le exige muy poco, o no se les da autoridad,  a gran parte de la organización para tomar decisiones. Esto pasa mucho en las compañías Pymes en el mundo, donde los dueños toman todas las decisiones y esto los obliga a trabajar más de 12 horas al día, no tener vida personal, no estar alerta de manera proactiva a los cambios en las circunstancias y responder muy tarde a las amenazas y oportunidades de un cambiante. Muchas de estas organizaciones fracasan o quiebran en todo el mundo.

La nueva visión del liderazgo en el año 2013 es crear líderes en todos los niveles de la organización que sean responsables de sus trabajos y que tengan autoridad para tomar decisiones oportunamente. El hecho de que todos los miembros de la organización no sean líderes es muchas veces culpa de la misma organización. Las definiciones de cargos, las estructuras piramidales, y los programas poco efectivos de entrenamiento están diseñados para que los empleados no desarrollen las capacidades de liderazgo necesarias para lograr los objetivos de sus cargos y de la compañía.

Hay que aclarar que cuando hablamos de que todos los empleados sean líderes en la organización no se quiere decir que todos los empleados tengan el mismo liderazgo que tiene el presidente de la compañía sino que los empleados tengan el liderazgo para tomar las decisiones y llevar a cabo la estrategia para ser exitosos en sus respectivos cargos.

El que todos los empleados de la compañía sean líderes se trata de un cambio de paradigma, no significa dejar a los empleados tomando decisiones para las que no están preparados y que no tienen las herramientas necesarias, ni la confianza en sí mismos para tomar las mismas. Hay que entender las funciones que realiza cada empleado y elaborar planes de formación que les permitan desarrollar las competencias necesarias para ejercer sus cargos y tomar las decisiones de manera exitosa. Es un proceso que lleva tiempo y no se implementa de un día para otro.

La idea es dejar de mover las decisiones hacia arriba en la organización y mover el conocimiento hacia los niveles de abajo en la organización para que los empleados estén preparados para tomar las decisiones importantes en su trabajo. Esto significa un cambio de cultura organizacional que debe venir apoyado e implementado por la alta gerencia y donde le papel del departamento de recursos humanos cambia drásticamente. El departamento de Recursos Humanos o Capital Humano debe tomar un roll estratégico que permita lograr estos cambios de paradigmas. Es un nuevo paradigma pero que puede ser la diferencia entre el fracaso o éxito de tu organización.

El conocimiento es la más importante de mis ventajas competitivas,  compartirlo es mi compromiso con el emprendimiento y el futuro (Emory, Harvard, McKinsey, Booz & CO, Stanford, Bain and Company, MIT)

Suscríbete a mis boletines en www.piconsultoresg.com



Deja tus comentarios aquí: