Parejas en cuarentena ¿Conflicto o bendición?

Parejas en cuarentena ¿Conflicto o bendición?

Lo usual en las parejas no es compartir tantas horas seguidas juntos, las actividades diarias ocupan la mayor parte del día y luego se produce el encuentro al culminar la jornada; esta cuarentena ha modificado lo usual, el convivir es constante y se conoce que en estas condiciones como se ha registrado en China, el índice de separaciones/divorcios han incrementado.

Esta cuarentena ha modificado la forma de relacionarse, la convivencia ya no se circunscribe a la noche, a los fines de semana o a las vacaciones, ahora implica un encierro entre cuatro paredes y si además esta pareja tiene niños llenos de energía que no pueden drenar en la calle y demandan mucha atención, el escenario se puede tornar más complicado.

Esto pudiera sonar paradójico si la pareja se ama, podríamos esperar que el estar juntos sea desde el disfrute y surge la pregunta ¿es la cuarentena causante de separaciones?, en mi opinión no es así y les explico por qué.

Las parejas requieren para mantener la llama del amor vivo de intimidad, compromiso y pasión, no obstante muchas de las fallas se inician en el cómo se relacionan y en especial como manejan las diferencias que se presentan. Cuando los conflictos tocan a la puerta, lo cual es normal que ocurra en cualquier tipo de relación, el amor no es suficiente (aunque es esencial), se requiere además de los siguientes elementos:

  • Darle prioridad al amor que a la necesidad de tener la razón
  • Contar con la disposición para negociar y llegar a acuerdos que minimicen los aspectos que desagradan o enturbian la relación. Las imposiciones crean tensión y distanciamiento, los acuerdos acercan.
  • Entender y sentir al respeto como un elemento fundamental en la forma de tratarse, por ejemplo, no es lo mismo cuidar el lenguaje y la corporalidad, y decir lo que se deba decir desde el afecto y en forma considerada a caerse a insultos y ofensas. Cuando irrespetamos a la pareja se crea una peligrosa ralla amarilla que debería esta prohibida porque resquebraja el amor generando resentimiento.

Evitar lo que no nos agrada nos es la salida porque puede generar que se acumulen rencores que de no manejarse en forma adecuada en su momento pueden salir fuera como un volcán en erupción, de la misma manera como es contraproducente conversar cuando los ánimos están muy caldeados.

Quise comenzar con esto porque si en tu relación existen desencuentros o temas sin resolver, la probabilidad que afloren con la convivencia constante es alta, y esto puede dar origen a conflictos si nos manejamos mal o lo evadimos pero, también puede ser una bendición, una tremenda oportunidad para resolver y permitir que el amor renazca.

Es importante que en la cuarentena se establezca un plan, una distribución de tareas consensuada, así como pautar tiempo para disfrutar del estar solos y tiempo para estar juntos como pareja.

Hay que cuidar también lo que se conversa, evitar caer en forma reiterada en quejas, proyecciones nefastas e informaciones negativas, la pareja puede y debe ser el oasis, poder conversar de lo que los une, recordar momentos hermosos, hacer planes a futuro, reinventarse y encontrar muchas oportunidades para reír, para que el sentido del humor no los abandone.

Buscar actividades que puedan hacer juntos, juegos, lecturas, ejercicios, cocinar, ver series, películas.

La pasión es otro aspecto que no debe dejarse de lado, activar la fantasía y compartir momentos de intimidad seguramente los unirá mucho más, y es que esto es uno de los pilares del amor; pero no es solo hacer el amor, las caricias, los abrazos, la picardía forma parte de la llama que nunca se debe apagar.

Expresar lo que se siente es también muy saludable; el momento que vivimos con un encierro obligado genera un alteración de las emociones, alteración que podemos terminar pagando con quienes nos rodean si no aprendemos a identificar y manejar estas emociones con inteligencia.

Si los integrantes de la pareja se encuentran separados físicamente por la cuarentena, lo recomendable es hacer uso de las distintas tecnologías de comunicación para que esa separación no afecte, llamadas, mensajes, video llamadas; es decir, mantener la llama del amor a distancia y, una vez superado esto podrán disfrutar del estar juntos más que antes; tal cual un amor a distancia donde ese tiempo de espera suele hacer más intensa y fuerte la relación su se maneja adecuadamente.

Si ambos miembros de la pareja deciden apostar al amor, reavivar la llama, la consideración, el respeto, el humor, el compromiso y el disfrute, definitivamente la cuarentena será una bendición más que un conflicto para los dos.

Imagen de 5688709 en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: