Pasa página

Hola Sheila, quisiera que me aconsejaras en una situación estoy viviendo ahorita. Tengo 2 años de relación con mi novio, y desde hace 6 meses estamos viviendo juntos. Él siempre ha sido muy atento y cariñoso conmigo, pero desde hace unas semanas lo he notado como agobiado, estos dias hablamos y me dijo que a veces le canso, que me quejo de todo y que somos muy diferentes. En realidad, sé que lo agobio a veces con cosas de mi trabajo porque la situación alli es estresante, pero lo que quiero es que él sepa todo lo que me pasa. Me siento muy triste porque no sé como reaccionar, no lo quiero perder pero no sé que hacer, lo amo y él me dice que él a mí también. Hemos logrado muchas cosas juntos, desde la compra de nuestro apartamento hasta como apoyarnos en muchas situaciones. Necesito tu consejo Sheila, de verdad me siento muy ansiosa y triste.

Querida y valiente: muchas gracias por el privilegio de abrirme tu corazón. Me pides un consejo y como tu coach, me has dado permiso para hacerlo. Te lo daré. No sin antes pedirte que a solas, en un papel y con lápiz en mano respondas inmediatamente a estas preguntas:

  • ¿Cuánta razón tiene tu pareja en lo que te dice?
  • Si sabes que lo agobias, ¿por qué sigues repitiendo este patrón?
  • ¿Hacia dónde te lleva esa tristeza? ¿Te sientes ancha y profunda interiormente o por el contrario te sientes hundida y desesperada?
  • ¿Qué camino emocional quieres seguir?
  • ¿Qué quieres creer de ti?

Todas estas preguntas son con la intención de que encuentres claridad en medio de tu tempestad. En la vida sólo hay dos tiempo de experiencias interiores. Estas experiencias nos ayudan a sentirnos de una u otra manera. Así como piensas, así te sientes. Por ello, la salud emocional y espirtual, la mayoría de las veces, salvo a que se haya diagnosticado un trastorno mental, está en la mano de uno mismo.

Ciertamente, en medio de grandes crisis y conflictos, siempre hay unos segundos de quietud antes de que vuelva a aparecer una gigantesca ola, y vuelva a tirar la barca de nuestra vida. Esos segundos son los que debes de tratar de encontrar para pensar desde un lugar de claridad y serenidad. Comparto contigo que cada vez que una mujer viene a mi consulta con la frase no lo quiero perder, provoca que inmediatamente mis antenas de coach se paren.

¿Sabes lo que realmente está declarando una persona cuando habla de no querer perder a alguien? Está declarando que su valor, felicidad y merecimiento dependen de la persona con la que está. El amor ante todo amiga, es LIBERTAD. No ata, no anula, no es miedoso, no se siente víctima y si todo lo anterior te pasa a ti, la vida te está invitando a pasar página, soltar, dejar ir. Si una persona es para ti, créelo, vendrás tsunamis, tempestades, terremotos, pruebas y lejos de acabar con su amor lo fortalecerán. Claro, debes de saber que le pides consejo a una mente muy tradicional, con 16 años en un matrimonio que ha sobrevivido a grandes tempestades y en el que ambos se siguen amando como el primer día. Claro, ambos creemos lo mismo sobre la vida y el matrimonio. ¿En qué creen ustedes dos?

Lo que tienes que hacer valiente amiga, es encontrar tu valor, tu merecimiento, tu dignidad y ponerle las alas al corazón. Vuela, vuela lejos. Date la oportunidad. Tal vez tu gaviota quiera alcanzarte.

Te abrazo desde el amor que no se cansa.



Deja tus comentarios aquí: