Paula tiene diabetes… ¡a la hoguera!

¡Estalló la bomba! Paula Deen, la reina de la cocina sureña, está en la candela, en la de sus propios fogones, con el público, los medios y hasta sus propios colegas, soplando y echando leña. La estrella del canal Food Network, admitió que sufre de diabetes 2.

Deen es conocida por sus recetas altamente calóricas, llenas de grasas y azúcar que prepara en grandes proporciones sin ningún tipo de remordimiento ni excusa. Es su cocina, sus tradiciones.

Ya el chef Anthony Bourdain, la había llamado públicamente, “la persona más peligrosa de Estados Unidos”. Mientras que el Comité de Médicos por una Medicina Responsable, incluyó el libro de recetas “La Biblia de la Cocina Sureña de Paula Deen” entre  los cinco más peligrosos para la salud del 2011 (y no es la primera vez que está en los primeros lugares de la lista).

paula2Después de tantos rumores, un día aparece en todos los medios admitiendo que hace tres años, le diagnosticaron la enfermedad. En otro escenario, un anuncio como este hubiese causado compasión y solidaridad pero no en un país con un creciente problema de obesidad desde la infancia y de muertes por enfermedades asociadas a la mala alimentación y los malos hábitos de vida. En Estados Unidos hay 26 millones de diabéticos y 79 millones de prediabéticos.

Entre los argumentos que esgrimen los detractores están que ella sabía desde hace tres años y seguía grabando shows y escribiendo libros con recetas que en parte son responsable de su enfermedad. Incluso un grupo de diabéticos la calificó públicamente de hipócrita.

La acusan de que lo admite tarde y que además hace poco al respecto. Es cierto que anunció que está haciendo un recetario de comida más adecuada y que participa en el programa de su hijo Bobby, Not My Mama’s Meals (No la Comida de mi Mamá), pero mientras los estudios prueban que tienen más impacto en el control de la enfermedad, los cambios de alimentación y el control de peso, que el uso de medicamentos; ella habla de factores hereditarios y la edad. Por cierto, según el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, existen más de 150 mil menores de 20 años con diabetes y la edad es cada vez menos determinante.

Pero quizás una de las críticas más fuertes es que el anuncio lo hace junto con otro: que tiene un contrato con la farmacéutica Novo Nordisk y su línea de medicamentos y productos para el control de la diabetes. Ante lo que queda la duda de si realmente lo hizo porque reconoce el daño de ese tipo de alimentación y el papel que ella juega como celebridad o porque es parte de su contrato.

paula1A todas estas, Paula Deen se defiende con frases como “Querida, yo soy tu cocinera, no tu doctora” o “Sólo cocino así 30 día del año (30 capítulos del show) y siempre digo que la clave es la moderación”. (Aunque la mayoría de la gente parece que no escuchó esa parte). Además de que cada quien es responsable por lo que come y lo que ella hace es entretenimiento.

Según Deen, no lo había dicho antes porque no tenía nada que decir al respecto, que ella misma estaba aprendiendo y viendo cómo asumirlo. Y que si bien está cobrando por ser la portavoz de la farmacéutica y de la campaña A New Light, ella va donar “algo” la Sociedad de Diabetes

Sí, es cierto que todos tenemos una responsabilidad individual en la forma en que escogemos vivir nuestra vida. Pero esa decisión viene de la información que tenemos a mano, de las costumbres, de lo que vemos a nuestro alrededor. Y en materia de alimentación, en el momento en que los cocineros se convirtieron en celebridades, adquirieron una responsabilidad con su público. Si, es entretenimiento, pero se entretienen con la salud de todos.

Tan  grande se ha hecho la influencia de estos cocineros, que algunos como Jamie Oliver han decidido usar su conocimiento para promover una revolución saludable. Otros como Sumito Estévez, se han volcado al rescate de la cocina como valor cultural y de salud.

Las brasas están en su punto y la polémica está servida. Siéntese a la mesa y participe que la responsabilidad es de todos.

 



Deja tus comentarios aquí: