Paz a los hombres de buena voluntad

Hay momentos de dificultad en la vida en los que superamos una prueba y creemos que viene un tiempo de relax, de descanso. Pero la verdad es que nuestra alma decide superar prueba tras prueba sin parar ni descansar. Y es precisamente cuando creemos que vamos a descansar cuando la prueba a superar se presenta.

Cuando estamos listos o preparados, el maestro llega. Más allá de nuestro ego, que cree saberlo todo, se presenta la oportunidad para crecer y avanzar en el camino. Sin dudar, sin titubear, solo armándote de fe, fuerza, paz interior, amor y paciencia será posible vencer y perseverar.

Nadie dijo que sería fácil. Todo lo contrario, porque mientras más grande es la prueba a superar o más dolor trae la adversidad, más luz atraerás al lograr el aprendizaje. Solo confía. Conéctate con tu interior. Solo ve hacia dentro y escucha al susurro de tu corazón. Las respuestas están allí.

Comienza a manifestar el amor. Ama, tan solo ama sin miedo, sin dolor. Esas solo son memorias que necesitas liberar. Deja el sufrimiento atrás. Puedes hacerlo diferente. Esta tarea o asignación te fue dada para tu evolución y tu alma decidió tomarla con amor. El amor trasciende, el amor todo lo puede cambiar. Amar sin prejuicios, sin miedos y en libertad. Viniste acá a amar y demostrar con el ejemplo que lo que está en tu interior puede transformar corazones.

Ama, tan solo ama, sin mirar atrás, porque es lo que hará que verdaderamente tu espíritu esté en libertad. Ama, tan solo ama, y aunque en momentos quieras salir corriendo, recuerda que tu alma decidió batallar guerras y superarlas con entereza.

Ama, tan solo ama y no te olvides de que tu misión en esta encarnación va mucho más allá de lo que puedes imaginar, porque tienes el don de transformar corazones.

No estés triste, no tengas miedo. Solo son momentos. Con fe, voluntad y constancia podrás vencer y librar la batalla. La batalla es contigo, con nadie más. Solo tú decides tu ritmo de crecer y evolucionar.

Hoy ten la certeza de que lo que deseas y anhelas con tu corazón, lo manifestarás porque eres un ser de buena voluntad y mereces la paz, el amor, la buenaventura y la felicidad. Hoy acepta que las emociones son parte de tu dualidad y que está en ti integrar el ser físico con el ser espiritual. Lo lograrás. Lo vas a lograr.



Deja tus comentarios aquí: