Paz y reconciliación

Soy de las personas a las que le encanta la navidad… muchos de los mejores recuerdos de mi vida están ligados a estas épocas y sé que más vendrán… los momentos que compartiré, mis alegrías navideñas.

Es importante mencionar a grandes rasgos los valores que se dan en estas fechas:

Amistad: El reunirse con los seres queridos con el simple motivo de convivir, es excelente para incrementar cariño, el afecto y los recuerdos alegres de nuestras vidas. fortalecer los lazos de la amistad.

Familia: El acercarse a nuestros seres queridos que a veces por tiempo y circunstancias no nos damos la oportunidad para realizarlo en todo el año, este el preciso momento para hacerlo.

Recordar aquella unidad que nos hace fuertes y que son las motivaciones principales para dedicarnos a lo nuestro. Agradecer siempre es una enseñanza valiosa.

Gratitud: Es valorar por todo aquello que tenemos, No olvides practicar los valores que te hacen sentir un mejor ser humano.

Humildad: Este es uno de mis favoritos. El pensar que Dios hizo hombre y mortal a su hijo es el más claro ejemplo de humildad (religiosamente hablando que podemos poner pues recordemos que la esencia de la navidad
es la conmemoración del nacimiento.

El aprender algo nuevo: aceptar la opinión distinta a la nuestra, el admitir que nos equivocamos son unos ejemplos que podemos poner en práctica para acercarnos a este valor.

Paz y reconciliación: La reconciliación es uno de los valores más duros de practicar pues para hacerlo primero tenemos que obtener el del perdón…

Si no somos capaces, hay que ir paso a paso, perdonando aquel que nos haya hecho daño, aunque no so lo digamos.

Este valor es importante aunque sean hermanos o familiares y se encuentran peleados, hagan el esfuerzo por convivir o integrar a los menores pues estos no son los responsables de disputas.

La ley del hielo: consiste en cortar toda comunicación con personas como si no existiesen realmente pensamos con orgullo que no solo afecta a los adultos sino a los niños, dejarse de tonterías y reunirse a la larga no existe nada más valioso, el perder estas fechas tan agradables por tonterías…

Generosidad y Solidaridad: Desde regalar una sonrisa, colaborar con causas de la cual nos sintamos atraídos, es excelente para cultivar este valor, visitar a los abuelos, regalar un juguete a alguna asociación, o buscarle el hogar a una mascota, son tan solo unas ideas que podemos realizar para cultivar la generosidad.

Gracias a mis abuelos… por haberme enseñado valores de la navidad…y en todos los tiempos.



Deja tus comentarios aquí: