Pensando en un mundo mejor

Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos reflexivos y comprometidos puede cambiar el mundo. De hecho, es lo único que lo ha logrado. Margaret Mead

Pasé suficiente tiempo en una pequeña comunidad en el midwest americano como para llegar a participar en su día a día. Ya regresando de mis vacaciones, retomando poco a poco mi rutina, quiero compartir una imagen que logré localizar gracias a la red. La hermosa escultura llamada Pastoral que acompaña este artículo la ven mis nietas y mis hijos todos los días camino a su day care, y hacia su trabajo

Me gusta no solo por la expresión lograda por el artista, el individuo está acostado libre y confiado, su expresión me hace revivir lo bien que me sentía de vivir allí, es una muestra de cómo una pequeña comunidad puede ser rica en bienestar para sus habitantes.

kansas1Leawood, Kansas, es una comunidad diseñada en bienestar por definición, la amplitud de sus calles, las ordenanzas de construcción y uso, el balance entre acción y descanso a través de los múltiples parques, áreas verdes, obras de arte, que son continuación de la ciudad mayor Kansas City, conocida como la «ciudad de las fuentes», una zona metropolitana con los niveles más altos de educación en relación a todo Estados Unidos, donde es usual contar con oportunidades de enriquecimiento cultural y esparcimiento familiar, donde gran parte de las actividades son el resultado de donaciones y la práctica de ciudadanía a través de la vida comunitaria es estimulada.

¿Un concepto de vida comunitaria y responsabilidad social sobre una base capitalista? Algo diferente a pensar que nada tiene que ver una con otra, durante ese tiempo pude participar sin temor el festival de jazz organizado por el Rotary club, el vigésimo festival de Shakespeare, bandas tocando en una plaza y un sistema de bibliotecas donde siempre habrá una sede cercana a ti.

Pensé mucho sobre: ¿qué hacen? No es porque les sobra tiempo, es un principio de pertenencia, esto es mío y lo cuido. La virtud de la Justicia sobre la cual se desarrollan las comunidades saludables, es una de las más hermosos conceptos investigados por los doctores Seligman y Petersen, ellos consiguieron que si bien las personas nacen con la inclinación hacia ello, puede también estimularse y desarrollarse desde la infancia.

kansas3Las fortalezas que conforman esta virtud son: la ciudadanía, la lealtad y la responsabilidad social, la equidad y el liderazgo que se manifiesta en el grupo para lograr los objetivos comunes. Sabemos que no todos pueden colocar las actividades comunitarias en sus prioridades pero sí podemos desarrollarnos como individuos participativos comenzando por nuestros intereses más cercanos, por ejemplo podemos ser activos en la comunidad de padres, lo mínimo es asistir a las reuniones anuales de la escuela. Asistir a las reuniones de la Junta de condominio aun cuando viva en una residencia alquilada, parece poco, pero me recuerdo haciendo el GRAN esfuerzo de atender estas actividades.

Cuando regresé a casa busqué más información sobre mi comunidad, sabía que tenía mi folleto sobre el municipio Baruta en el estado Miranda, Venezuela. Pude identificar las hermosuras con las cuales convivo y en el día a dio las ignoro. Me hice el propósito de ir recorriendo mi municipio, con la excelente descripción que conseguí, ahora los parques tienen nombre, y las obras de arte también, y sé que si otros pueden nosotros también podemos mantener nuestros espacios para balancear nuestras actividades, ganar salud y ofrecer un mundo mejor.

 



Deja tus comentarios aquí: