Permacultura: una solución ecológica y humana a la crisis ambiental

Muchas veces nos preguntamos qué podemos hacer nosotros, los ciudadanos de a pie, para frenar el cambio climático y la crisis ambiental a la que nos enfrentamos, responsable de tantos embates naturales que en algunos casos han cobrado tantas vidas, y en el peor de los casos desaparecido especies vivas enteras.

Desde esta humilde columna nos hemos dedicado a dar algunos ejemplos como la ecomovilidad a través del uso de la bicicleta, el reciclaje o el uso de energías renovables. Hoy vamos a hablar de la permacultura.

Según David Holmgren, una de las personas a la que se le atribuye su creación se trata de “una fusión de conocimiento científico y sabiduría tradicional, que aspira al establecimiento de una cultura capaz de promover la vida en el planeta sin agotar sus recursos y multiplicando sus posibilidades”.

  • Al enfrentarse con la avalancha de información sobre lo malo de la situación ambiental, muchas veces ocurre que se presentan tres maneras habituales de reaccionar de las personas: pasar de largo, con la esperanza de que se solucionará; reconocer los problemas y deprimirse, o pasar a la acción práctica, que es donde se sitúa la Permacultura.

Este entusiasta de la vida en armonía con la naturaleza dice que la permacultura empieza con una ética: cuidado del planeta; tiene unos principios basados en las leyes de la naturaleza; tiene un enfoque positivo orientado hacia las soluciones y puede ser llevada a la práctica por cada uno de nosotros en nuestras vidas cotidianas.

  • La permacultura crea ambientes humanos ecológicamente respetuosos, económicamente viables y energéticamente eficientes. Se basa para ello en un sistema de diseño. En el actual contexto crítico se presenta como una estructura conceptual y un sistema de pensamiento creativo, más que una técnica específica, capaz de integrar en formas recíprocamente benéficas, la vivienda, la producción de alimentos, el manejo de animales domésticos y el uso de los árboles.

foto 1 permacultura

Es lo que Holmgren llama “proyectos conscientemente diseñados” esos que imitan los patrones naturales y las interrelaciones existentes en la naturaleza, los cuales redundan en una abundancia de alimentos, fibra y energía para abastecer las necesidades propias de las personas y su hábitat.

En conclusión: La permacultura ofrece soluciones positivas usando la ecología como base para estudiar, diseñar y realizar sistemas perdurables, funcionales e integrados que sustenten los asentamientos humanos y los ecosistemas naturales. Sirve para cubrir la producción de alimentos, la construcción natural, la tecnología apropiada, promueve el desarrollo comunitario y los sistemas legales y financieros sanos para alcanzar el objetivo de una cultura para la permanencia.

Buenas prácticas

Holmgren, residenciado en Australia, ofrece un sencillo ejemplo para uno de los 12 principios: dejar de emitir residuos. “La bodega de bicicletas en CERES en Melbourne, Australia, provee instrucción a miembros de mecánicos voluntarios para enseñar a la gente a arreglar su propia bicicleta usando herramientas del mismo sitio. A través de ayudar a la gente a capacitarse y abaratando los costos, la gente puede mantener sus propias bicicletas – y andar más. El grupo recolecta bicicletas abandonadas o donadas y las desmantelan para sacar sus partes, o las reparan y venden a bajo costo para juntar dinero para herramientas e insumos de la bodega”.

Fuente: www.ecopractica.org.ar, www.permacultura.org.es

12 principios de la permacultura
  1. Observa e interactúa: «La belleza está en los ojos del observador»
  2. Captura y guarda energía: «Seca el pasto mientras que brilla el sol»
  3. Obten un rendimiento: «No puedes trabajar con el estómago vacío»
  4. Aplicar auto-regulación y aceptar retro-alimentación: «Los pecados de los padres se castigan en los hijos hasta la séptima generación»
  5. Usar y valorar los servicios y recursos renovables: «Dejemos que la naturaleza siga su curso»
  6. Deja de producir residuos: «Evitando producir residuos, se evita generar carencia» / «Más vale prevenir que curar»
  7. Diseño de los patrones a los detalles: «El árbol no deja ver el bosque»
  8. Integrar más que segregar: «Muchas manos aligeran el trabajo»
  9. Usa soluciones lentas pequeñas: «Cuanto más grandes, más dura la caída.» / «Lento y seguro se gana la carrera»
  10. Usa y valora la diversidad: «No pongas todos tus huevos en el mismo canasto»
  11. Usa los bordes y valora lo marginal: «No pienses que estás en el sendero correcto sólo porque es un camino conocido»
  12. Usa y responde creativamente el cambio: «La visión no es ver cosas como son sino como serán»


Deja tus comentarios aquí: