Pnl para adelgazar

¿Qué tendría que hacer cualquier persona para tener su peso ideal? Con esta pregunta inicio las consultas de PNL (Programación Neuro-Lingüística) para adelgazar, la gente responde miles de recomendaciones sobre alimentación y ejercicios. Esto pone en evidencia la diferencia entre saber, querer y poder hacer. Puedes tener todos los conocimientos necesarios para bajar de peso, querer hacerlo y no poder sostener en acciones tus propósitos. Detrás del no poder lograr esta meta, dejarla a la mitad, o posponerla están aspectos intrínsecos arraigados que entran en conflicto con el objetivo. Estos aspectos son como depredadores que duermen su siesta mientras nosotros engordamos. Sin embargo, cuando decidimos iniciar un régimen alimenticio y de ejercicios, éstos se despiertan por la estridente alarma de “este quiere rebajar” y empieza una lucha interna entre las partes que quieren y otras que no permitirán que cambies los esquemas con los que has funcionando durante años.

mujer_dieta_300Entre los aspectos más comúnmente comprometidos en el proceso de adelgazamiento están: la identidad (percepción a mí mismo); las creencias (aprendizajes evidentes u ocultos sobre  la gordura, delgadez, la comida, etc.); las capacidades (convicciones sobre si se puede o no lograr); la compulsión al excesivo consumo de ciertos alimentos; y las actitudes  saboteadoras.

Explicaremos cada uno en varias entregas.

Para cada persona lo que le impide adelgazar es diferente, por lo cual es fundamental un diagnóstico para determinar cuál es su freno principal, cuáles aspectos están en conflicto y cuáles son sus puntos de anclaje para impulsar el avance y el logro de sus objetivos de un peso ideal.

Comenzamos por el aspecto de identidad el cual está relacionado con “lo que yo creo que soy”,  uno de los factores más profundos que puede impulsar un cambio evolutivo de la persona bañando positivamente como una cascada todos los niveles de su vida.

Es muy común conseguir personas que digan “yo soy gordita”, “me dice cariñosamente  gordo”, “en mi familia todos somos gorditos”. A veces, no se dice pero funcionamos con esa identidad de “gordo” “rellenita”, “comelones”, etc.,  y sobre esta base estructuramos la vida, las metas, los hábitos, las costumbres, los amigos, las actividades, los premios y hasta los castigos.

espejo_reflejo_300Gordura  o delgadez  son condiciones del cuerpo que pueden ser temporales, en cambio, lo que somos es esencial y permanente. En ese sentido se aplican las técnicas de PNL, para que la persona se conecte con una identidad más capacitadora de sí mismo, donde ponga en juego sus recursos personales, habilidades y el poder personal que posee.  Generalmente, durante esta reprogramación las personas experimentan una visión renovada de sí mismas, que las mantiene motivadas y congruentes para mantener el régimen de alimentación y ejercicios que seleccionan para alcanzar sus metas. Por ejemplo, hay personas que finalizando la reprogramación se ven delgadas en traje de baño, en un viaje, o una experiencia exitosa, la emoción que las embarga, sella en su mente una decisión firme, contundente y definitiva que le da un vuelco a sus prioridades, sus placeres y acciones.

Ejercicio para trabajar tu identidad en el proceso de adelgazamiento:

  1. ¿Quién soy? Escribe todas las frases que se te ocurran, sean positivas o no, todo lo que venga a tu mente,  es mejor ver lo que tenemos adentro para poder limpiar y sembrar.
  2. Subraya los “yo soy” más  estimulantes, que te inspiren para construir una nueva identidad como persona que adicionalmente tiene la condición de ser delgada. Para dar más vivacidad aplica el ejercicio de creación con todos los sentidos.
  3. Recrea ese “yo soy” renovado y luego escribe acciones, cambios, decisiones, hábitos, actitudes, amistades, intereses, deportes, etc., que necesitas incorporar ya a tu vida. Sí, ahora mismo, recuerda que la verdadera reprogramación se consolida con la acción. 


Deja tus comentarios aquí: