Pollo crujiente con avena

Pollo crujiente con avena

Algo que comemos siempre es pollo, y puede volverse aburrido hacerlo siempre igual. Por eso hoy te traemos una idea sabrosa y crujiente. ¿Qué te parece hacer un pollo crispy con avena? Sí, preparar tu pollo de siempre, pero con un toque crujiente e irreverente, con avena canadiense en hojuelas.

Además de probar un platillo delicioso y diferente, estarás aprovechando todos los beneficios de la avena, como su alto contenido en vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales. Además, consumir avena ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, mejorar el sistema cardiovascular, alivia y previene el estreñimiento, y esto es solo por nombrar algunos de sus beneficios.

La ventaja de este tipo de preparaciones es que son muy sencillas y no ameritan muchos ingredientes. Para empezar, puedes aderezar tu pollo como acostumbras, sin embargo, te dejaremos una  receta para que te guíes.

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo, cada una dividida en dos.
  • 1 limón.
  • ½ cucharadita de sal.
  • ½ cucharadita de pimienta.
  • Aceite.
  • 2 huevos.
  • Avena Canadiense en hojuelas.

Modo de preparación

Elimina la piel, la grasa y los huesos de las pechugas. Se frotan con el limón, se enjuagan y se secan con papel absorbente. En un envase colocas las pechugas y se aderezan con la pimienta y la sal, y la dejas aparte por unos minutos. Ten a la mano los huevos batidos y la avena en hojuelas. Pasa las pechugas primero por los huevos y después por la avena.

En una olla grande, prepara el aceite. Fríe las pechugas a fuego medio para que se cocinen bien y no se quemen, sino que queden doraditas.

Para combinar esta receta, puedes preparar unos vegetales al horno o salteados con los condimentos que más te gusten. También puedes preparar un arroz con vegetales o tu ensalada favorita.

También puedes preparar este pollo más bien apanado, y en lugar de usar avena en hojuelas, puedes usarla en forma de harina. Te quedará igual de rico, pero empanizado y no crujiente. Esta es una idea sabrosa al paladar, que, además, puedes combinar con lo que tú quieras.

 Puedes encontrar más recetas con Avena Canadiense aquí.

Este post forma parte de los contenidos patrocinados por Inspirulina.



Deja tus comentarios aquí: