Ponte en el lugar de la esperanza

Existen campañas que cambian países. Y detrás de esas iniciativas hay gente que trabaja su inspiración hasta convertirla en una realidad transformadora. Uno de esos casos es el de Esperanza Venezuela. ¿Todavía no conoces esta campaña a favor de la paz? Entonces comienza leyendo este post y haciendo click acá.

Todo comenzó hace más de un año, como suele ocurrir con las grandes cosas: impactadas por las cifras de muertes violentas en Caracas, un grupo de personas se hicieron una pregunta simple y poderosa ¿Qué podemos hacer? A medida que investigaban, abrieron los ojos a otra realidad: los familiares de los asesinados. Sobre todo las madres que perdían a sus hijos por un balazo o una puñalada. Ellas también eran víctimas de la violencia.

ponte-en-su-lugar2

Es acá donde entra un artista de talla mundial. JR es un fotógrafo francés que ganó el premio TED 2011 por transformar mensajes de identidad personal en obras de arte. Tomando historias de diversas comunidades y retratando a los protagonistas, luego imprimió fotos de gran formato y las pegó a las paredes de esas comunidades. Casas, trenes, escaleras, puentes y otras estructuras fueron cubiertas con rostros de gente que era parte de esa realidad, a veces dura, otras veces motivadora. Desde el muro que separa a israelíes y palestinos, hasta los barrios pobres de Indonesia, JR ha ido «dándole rostro» y poder a las comunidades.

¿Por qué no mostrar el rostro de esas madres venezolanas que habían enterrado a un hijo? Tras levantar una base de datos y entrevistar a cientos de mujeres, los voluntarios de Esperanza Venezuela seleccionaron varios casos. Luego invitaron a los mejores fotógrafos para que las retrataran. Finalmente, imprimieron unos carteles gigantes y los pegaron a en distintos puntos de Caracas. Allí estaban esas madres, con el dolor y la esperanza en sus ojos.

Ahora la campaña entra en otra fase: conectar a toda la comunidad a través de los sentimientos compartidos. ¿Cómo? Invitando a ponerse en el lugar de esas madres. ¿Podrías sentir lo que ellas sienten? Aunque no hayas vivido en carne propia los efectos devastadores de la violencia, tu mente tiene la capacidad de conectar con los sentimientos de otra persona. Es lo que llamamos empatía y resulta una de las claves que nos hacen más humanos. Si eres capaz de conectar con esas emociones, entonces te vas sumando al camino de paz que busca esta campaña. El nombre no puede ser más acertado: Ponte En Su Lugar.

ponte-en-su-lugar

«Las cifras de muertos no son números, son personas» dice el equipo de Esperanza Venezuela «y el primer paso para construir la paz es solidarizarnos con quienes han perdido a sus hijos en manos de la violencia». Con Ponte En Su Lugar la invitación es a pensar en las historias detrás de los titulares, y sobre todo, a entender que cada día hay un hogar que apaga las luces con un miembro menos bajo ese techo.
Tengo el honor de compartir, junto a otras decenas de personas, con los voluntarios de Esperanza Venezuela. Mi labor es la de ser un multiplicador del mensaje, y para ello, me he puesto en el lugar de Nakuwaipa Gerdell, quien perdiera a su hijo Diego.

¿Podrías hacer lo mismo? Entonces visita la página de Esperanza Venezuela, súmate a sus redes, comparte este y otros artículos relacionados. Y lo más importante: piensa en la violencia desde una óptica de paz.

Porque aquí si hay esperanza.



Deja tus comentarios aquí: