¿Por qué aceptar es clave para la salud mental?

¿Por qué aceptar es clave para la salud mental?

Muchas de nuestras angustias, ansiedades y tristezas se originan por no aceptar, por andar resistiéndonos a todo aquello que nos ocurre y por soler lamernos las heridas con la terrible pregunta del ¿por qué a mi?

Resulta entonces que andamos resistiéndonos, luchando cuando lo que queremos y la realidad no concuerdan pero ¿acaso la vida no suele ser así?, y desde esa resistencia caemos en una trama mental que genera frustración, ansiedad, rabia, tristeza y por supuesto nos alejamos del bienestar personal.

Cuando estamos abiertos a aceptar la vida se hace mas simple, no porque desaparezcan las situaciones que no concuerdan sino porque nos abre las posibilidades de afrontamiento.

Aceptación significa entonces reconocer las situaciones no deseadas de nuestra realidad sobre las que no podemos hacer nada para modificarlas, aprendiendo a asumirlas (sin quejas ni excusas) y así fortalecer nuestra tolerancia a los fracasos, pérdidas, desengaños, frustraciones. Aceptar es el inicio para poder poner en marcha acciones que mantenga nuestra estabilidad emocional, definiendo que podemos o no cambiar con respecto a lo que ocurre.

Con esto no pretendo decir que la aceptación sea resignación, no es una invitación a no hacer nada, es más bien el admitir como real lo que está ocurriendo más que negarlo, deprimirse o distorsionarlo, para desde esa conciencia  poder entender que no podemos cambiar y que si de manera de poder actuar en consecuencia.

Abrirnos a considerar posibilidades ante las situaciones parte de aceptar la realidad, es definitivamente el punto de partida porque solo desde allí contamos con la flexibilidad mental necesaria para ver más allá de lo que nos está ocurriendo, de otro modo quedamos entrampados en emociones que nos generan malestar.

Ahora bien, quiero hacer énfasis que mucho de la aceptación parte del aceptarnos a nosotros mismos, ¿Cómo aceptar lo que me ocurre si primero no me acepto yo? Y es que desde el aceptarnos podemos conectarnos con nuestra capacidad de resiliencia que nos permitirá afrontar las adversidades y/o obstáculos de la vida y salir fortalecidos.

Aceptarnos es aprobarnos sin pretender cambiar nuestras experiencias e incluyendo tanto nuestras fortalezas como nuestras debilidades lo que además nos da una visión real de lo que podemos cambiar y lo que no. Es la clave para superar el pasado y ocuparnos del presente, un día a la vez.

Señor, concédeme la serenidad para aceptar todo aquello que no puedo cambiar,
el valor para cambiar lo que soy capaz de cambiar,
y la sabiduría para reconocer la diferencia.
“Plegaria de la serenidad”, atribuida a Reinhold Niebuhr (1892-1971)

Foto creado por prostooleh – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: