¿Por qué es positivo agradecer?

Cualquier sentimiento o pensamiento agradable resulta positivo para la salud emocional, y por ende, para la física. El agradecimiento es uno de ellos. La gratitud enriquece nuestras vidas, nos hace sentir bendecidos y, lo mejor es que funciona como un imán.

Louise Hay dice en su libro Usted puede sanar su vida que la gratitud produce más cosas por las que estar agradecidos. Es decir que por cada cosa que agradeces desde el corazón, generas una onda expansiva de buenas vibraciones que se multiplican hasta el infinito. Y en ese multiplicarse, en algún momento te vuelven a tocar a ti.

La Navidad es una época propicia para el agradecimiento. Al cierre de un año es importante dar gracias por todo aquello que recibimos. Por lo bueno y lo que pudo parecernos no tan bueno.

Pero la gratitud no solo es un sentimiento que nos debe conectar con un ser superior, guía, maestro, Dios, como quiera que lo llames. También la gratitud debe estar presente en nuestra vida cotidiana.

Cuando salimos en la mañana al trabajo y nos detenemos a comprar un café, ¿no es una bendición que alguien prepare ese café para ti? Posiblemente pienses, es su trabajo y por eso le pago, pero la realidad es que alguien está preparando un café por ti, para que tú simplemente lo disfrutes.

Dar las gracias enriquece cuando viene del corazón. Cuando dices gracias por cortesía, la magia desaparece. Cuando das las gracias pero piensas que no debería darlas, tampoco se genera el sentimiento positivo del agradecimiento.

Hoy queremos invitarte a agradecerlo todo. Incorpora a tu vida este hábito saludable y disfruta de los beneficios que, según Víctor Hugo Manzanilla, autor del best-seller Despierta tu Héroe Interior, ofrece el agradecimiento:

  1. Te hace más feliz.
  2. Beneficias a otros.
  3. Fortaleces las relaciones.
  4. Desarrollas una actitud positiva.
  5. Te hace consciente del mundo a tu alrededor.


Deja tus comentarios aquí: