¿Por qué necesitas un sueño?

Hay momentos en la vida en los que tenemos que encontrar fuerzas en lo más profundo, en donde ya no parecen existir. Momentos en los que perdemos el rumbo y el sentido, en los que nos sentimos impasibles víctimas de las circunstancias. Todos pasamos por difíciles situaciones de fragilidad emocional en las que por mucho que intentamos hacer y cambiar las cosas, nada sucede como esperábamos.

Son momentos en los que la confianza se evapora como la lluvia en el desierto, momentos en los que las dudas nos atacan sin piedad y los miedos nos paralizan y amenazan para convencernos de que no volvamos a intentarlo.

No sé tú, pero si te soy sincero, yo me he sentido así, me he sentido como esa pequeña cría de pájaro que se cae del nido, impotente e incapaz de hacer nada, aterrado por los miedos, pero también te digo que he volado muy alto después de esa experiencia.

Son los momentos en los que tenemos que hurgar en lo más profundo de nuestras entrañas, rescatar nuestro porqués, recordar quién éramos, quién somos de verdad, recordar y recuperar  los motivos para volver a luchar, salir de nosotros y pensar en quien tenemos que ayudar, recordar lo que queremos lograr, donde queremos ir y  lo que la vida puede llegar a ser, ese es el poder de los sueños, por eso necesitamos un inspirador sueño.

¿Así que cual es el tuyo?



Deja tus comentarios aquí: